El president de la Generalitat, Ximo Puig, afirmó este miércoles que el trasvase Tajo-Segura continúa estando vigente “a todos los efectos”, porque la reciente sentencia del Tribunal Supremo “consolida” la normativa reguladora de 2014 y no se ha producido, por tanto, “ruptura” del ‘statu quo’ actual.

En este sentido, el titular de la Generalitat ha anunciado la puesta en marcha de una “célula permanente de vigilancia”, con participación de la Abogacía de la Generalitat y de la Conselleria de Agricultura, que se encargará de realizar una evaluación del nuevo planteamiento “concertado” del sistema de trasvase Tajo-Segura tras la sentencia del Tribunal Supremo con el fin de evitar cualquier “interpretación sesgada” de la decisión judicial.

Así lo ha afirmado el president tras la reunión que ha mantenido en el Palau de la Generalitat con la consellera de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural, Elena Cebrián, la directora general de la Abogacía de la Generalitat, María José Rodríguez, y el secretario autonómico de Presidencia, Andreu Ferrer, para analizar la sentencia del alto tribunal en que anula varios artículos del Plan Hidrológico del Tajo.

El president ha indicado que la decisión del Supremo “consolida la norma reguladora del sistema Tajo-Segura”, con lo que “en absoluto queda invalidada”. Puig ha explicado que, de hecho, se inadmiten los recursos que lo pretendían, por lo que ha pedido a los regantes “tranquilidad, en el sentido de que no hay una ruptura del ‘statu quo’ actual”.

“No puede haber unilateralidad en la toma de decisiones”, ha destacado también el jefe del Consell, que ha señalado que la sentencia “refuerza la necesaria concertación” y ha asegurado que, “durante todo ese tiempo de reformulación legal”, la Generalitat estará “atenta”.

Para el president, además, la sentencia “consolida la solidaridad” ya que, ha detallado, “afianza los usos por encima de las pretensiones territoriales”. Así, ha explicado que, en primer lugar, se prioriza el agua de boca, y después su utilización para agricultura y, posteriormente, los usos recreativos, por lo que, ha subrayado, “se jerarquiza en función de usos, y no del territorio”.

Asimismo, el president se ha referido a la apuesta del Ejecutivo valenciano por la sostenibilidad, y ha incidido en que “hay valores de esta sentencia que conectan con nuestra visión”.

“¿Quién está más interesado que la Comunitat Valenciana en que haya caudales ecológicos y en que el río esté mucho más vivo?”, se ha preguntado, y ha concluido que la gestión sostenible “es la manera de que, además, el trasvase sea más efectivo”.

En esta línea, el president ha apostado por “sumar recursos, sumar sinergias”, a través de medidas como el impulso a la desalinización, la modernización de riegos y la reutilización del agua.

Imprimir article
Comenta aquesta notícia