La Dirección General de Prevención de Incendios Forestales de la Generalitat ha enviado un recordatorio a todos los consistorios de la Comunidad Valenciana sobre las medidas extraordinarias que regulan el uso del fuego en los terrenos forestales o con una proximidad menor a 500 metros para la Semana Santa y Pascua. Se insiste que aunque se anuncian lluvias para estos primeros días las fiestas son largas, pueden subir las temperaturas y toda precaución es poca.

Cualquiera puede informarse del nivel de preemergencia de incendios forestales y su previsión para el día siguiente en: consultar aquí. Twiter: @GVA112. En caso de incendio, habrá que avisar al 112.

Para el periodo comprendido entre el Jueves Santo y el lunes inmediatamente siguiente al lunes de Pascua, conocido tradicionalmente como Lunes de San Vicente, es decir, del 18 al 29 de abril 2019, inclusivos, quedan prohibidas como medida precautoria general en los terrenos forestales, en los colindantes o con una proximidad menor a 500 metros de aquellos, las acciones o actividades siguientes:

a) La quema de márgenes de cultivos o de restos agrícolas o forestales.
b) La quema de cañares, carrizales o matorrales ligada a algún tipo de aprovechamiento ganadero, cinegético o de cualquier otro tipo.
c) Operaciones de destilación de plantas aromáticas.
En los planes locales de cremas quedarán en suspenso las actividades citadas para esos días. Igualmente, se suspenderán todas las autorizaciones de crema concedidas para esas fechas. Excepto cuando se establezca el nivel 3 de preemergencia por incendios forestales, no existirá restricción en la utilización del fuego para cocinar en los lugares preparados y autorizados a tal efecto dentro de las instalaciones recreativas forestales,

Así mismo, arranca de nuevo en Semana Santa la campaña de comunicación “#StopalFoc: tu actitud puede marcar la diferencia”, con un nuevo spot de televisión con mensajes que posan en valor servicios ambientales que prestan nuestros ecosistemas forestales. A saber: bombeo de oxígeno, captura de CO2, recarga de acuíferos, regulador del clima, retención de suelo, productor de biodiversidad, control de inundaciones, generador de salud y paisaje Por todo esto, cuando un bosque se quema se pierde mucho más que árboles.

Otras medidas de seguridad

Desde la Conselleria se recuerdan a su vez los principales consejos de prevención cuando estamos disfrutando de nuestro entorno, como no dejar residuos después de pasar el día en la montaña o después de una acampada, especialmente los vidrios y latas que pueden producir un incendio. Además, las colillas tienen que apagarse bien y nunca echarlas al suelo, sino a las papeleras o ceniceros.

Otras medidas de seguridad que se pueden tomar son estacionar el vehículo en los lugares indicados, y si no existe zona de aparcamiento, conviene no estacionar nunca sobre vegetación seca o muerta. Además, aparcar siempre en la dirección de salida facilita la evacuación. Los caminos y pistas forestales facilitan el acceso a los medios de extinción y posibilitan la evacuación, por lo cual resulta muy importante estacionar sin interrumpir o dificultar lo paso a otros vehículos.

También está prohibido echar petardos dentro de las zonas forestales y a menos de 500 metros de estas. Las áreas recreativas, los refugios y las zonas de acampada, pueden tener infraestructuras habilitadas para usar fuego ya sea para cocinar (paelleros) o calentarse (chimeneas). Téngase en cuenta que sonido incorrecta utilización o el comportamiento descuidado de algunos usuarios puede ser causa directa de un incendio forestal.

Medidas para los acampados

Una forma diferente de disfrutar de la montaña es ir de acampada. Se tiene que hacer en las zonas habilitadas (terrenos forestales públicos, debidamente delimitados y condicionados, para su ocupación temporal con tiendas de campaña) que cuentan con las autorizaciones oficiales pertinentes. En la Comunidad Valenciana, está prohibida la acampada libre, por lo cual únicamente se puede acampar en los lugares habilitados y autorizados. Conviene tener precaución con los elementos que producen luz o calor por medio de combustibles inflamables. Hay que apoyarlos sobre una superficie libre de vegetación y apagarlos si no hay nadie vigilante, aunque solo sea un momento.

La población puede ayudar a evitar los incendios forestales aplicando el sentido común que, antes de realizar una actividad, invita a analizar el riesgo de convertirse en el origen de un posible incendio forestal. Los incendios no solamente afectan la vegetación y la fauna salvaje, sino que posan en riesgo tanto los bienes como las vidas de personas, incluidas las de quienes tienen que defender esas propiedades y extinguir los incendios.

 

Imprimir article
Comenta aquesta notícia