(EFE) Las intensas lluvias, que llegaron a superar los cien litros por metro cuadrado, y los fuertes vientos, con rachas de hasta 76 kilómetros por hora, derribaron árboles y obligaron a suspender las procesiones del Viernes Santo en numerosas poblaciones de la Comunitat Valenciana.

Las precipitaciones más intensas se han registrado esta tarde en la provincia de Castellón, con mediciones de 121 litros por metro cuadrado en Alcudia de Veo, 112 litros en El Toro, 109 litros en Fanzara, 99 litros en Alfondeguilla y 88 litros en Montanejos.

En la provincia de Valencia destacan los 96 litros de Siete Aguas, los 85 de Domeño y Loriguilla, los 84 de Calles y Benegéber y los 83 litros de Ribarroja.

Las precipitaciones más destacadas en la provincia de Alicante han sido los 42 litros de Pinoso, los 35 de Benejama, los 34 de Callosa d’en Sarrià y los 33 litros por metro cuadrado de Sax.

A lo largo de la jornada, un intenso flujo de viento del nordeste afectó a la Comunitat, con rachas de entre 60 y 70 kilómetros por hora y mar gruesa en aguas costeras, con olas de hasta tres metros, según informa la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

La fuerza del viento llegó a alcanzar los 76 kilómetros por hora en La Pobla de Benifassà, los 63 kilómetros en el aeropuerto de València, los 57 en Chelva, y los 56 en Torreblanca y Utiel.

Las temperaturas máximas de la Comunitat Valenciana registraron un descenso leve en general, aunque ha sido moderado en el litoral de Alicante, con valores que han oscilado entre los 7 grados de Castellfort y los 15 de poblaciones como Castellón, Oliva, València, Alicante, Xàbia y Rojales.

Como consecuencia del temporal, los Bomberos realizaron salidas para retirar árboles caídos a la vía publica, sanear fachadas y desatascar zonas inundadas por la lluvia, sobre todo en las provincias de Castellón y Valencia.

Los bomberos del Consorcio Provincial de València realizaron este viernes unas 60 salidas por árboles caídos, caida de cascotes en la vía público u otros incidentes en poblaciones como Chiva, Massamagrell, Paterna, Burjassot y Oliva.

Los bomberos también tuvieron que recatar a un conductor atrapado por la tromba de agua en el barranco Gallego de Quart de Poblet, así como retirar un árbol que cayó sobre un coche en Aldaia.

En la provincia de Castellón, los bomberos retiraron árboles que habían caído en Vila-real y la Vall d’Almonacid, han saneado fachadas en Borriana, la Vall d’Uicó y Nules, y han retirado piedras de la calzada en una carretera de Lucena del Cid.

La lluvia obligó también a suspender la mayoría de las procesiones del Santo entierro del Viernes Santo, como es el caso de la Semana Santa Marinera de Valencia, en Alzira, Gandia, Elche y de otras numerosas poblaciones de la Comunitat Valenciana.

Imprimir article
Comenta aquesta notícia