(EFE) El president de la Generalitat, Ximo Puig, tiene la intención de llevar al próximo pleno del Consell un decreto para facilitar ayudas a los ayuntamientos de la Comunitat Valenciana afectados por el temporal de lluvias, viento y fenómenos costeros de esta Semana Santa.

Así lo ha anunciado el director general de la Agencia de Seguridad y Repuesta a las Emergencias de la Generalitat, José María Ángel, tras reunirse con el alcalde de Xàbia, municipio alicantino donde se han recogido hasta 302,4 litros por metro cuadrado en veinticuatro horas.

Ángel ha indicado que Ximo Puig le ha trasladado su intención de que el Gobierno valenciano apruebe este decreto en el próximo pleno del Consell “como se suele hacer en cualquier emergencia natural que se produce, bien de incendio o de lluvia”.

“Así lo hicimos en los episodios de lluvias de octubre y noviembre, tanto para las comarcas de Castellón como las de Valencia, y como hicimos con el episodio de nevadas”, ha indicado.

Según Ángel, en primer lugar cada ayuntamiento hará una evaluación y diagnóstico de los daños producidos a consecuencia del temporal, y al amparo de este decreto le trasladarán al Consell las necesidades que estimen urgentes.

Y és que el temporal de lluvia y viento que ha afectado a la Comunitat Valenciana esta Semana Santa finalizó este lunes por la tarde tras dejar registros históricos de lluvia.
La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) ha informado de que no hay ya activo ningún aviso meteorológico en la Comunitat, donde este lunes siguió lloviendo en el litoral de Valencia y el litoral norte de Alicante, con menos intensidad que la jornada anterior aunque de forma persistente.

No obstante, el viento del este de origen marítimo, que ha provocado el temporal de los últimos días, ha sido sustituido por el viento terral del oeste y suroeste flojo a moderado.

Según Aemet, en Xàbia, donde este lunes cntinuó lloviendo de forma persistente y con intensidad moderada, se acumularon ya 302 litros en 24 horas, mientras que en la ciudad de Alicante este es el tercer abril más húmedo, con 124,8 l/m2 acumulados, por detrás de los 144,4 de 1946 y los 128 de abril de 1954.

El Consorcio de Bomberos de Alicante ha recibido más de 300 avisos de intervención en la zona de La Marina Alta, especialmente en Dénia y Xàbia.
Durante la última jornada fueron rescatadas más de un centenar de personas que quedaron bloqueadas con sus vehículos, o sus viviendas resultaron inundadas, o son personas mayores que sintieron miedo por la situación climatológica.

Los rescates más recientes se concentraon en la zona del Arenal de Xàbia, donde los bomberos auxiliaron a tres personas cuyos vehículos habían quedado atrapados por el agua.

Para el sector hostelero, la Semana Santa de la Comunitat Valenciana ha sido “catastrófica” por las adversas condiciones meteorológicas, e incluso en algunos locales de costa las reservas cayeron hasta en un 80 por ciento respecto a años anteriores.
Según el presidente de la Federación de Hostelería de Valencia (FEHV), Manuel Espinar, no recuerdan una Semana Santa tan negativa como la de este año.

Espinar ha indicado que las reservas en algunos establecimientos hoteleros se han reducido en más de un 50 % y en locales de costa han llegado al 80 %, ya que no han podido abrir por las noches, una situación que, afirma, “es irreversible” por lo que se ha dejado de facturar.

Para este martes se espera que suban las temperaturas máximas en la Comunitat Valenciana y que haya intervalos nubosos con precipitaciones en el interior en las últimas horas del día, que se pueden extender al litoral de manera dispersa y débil.

Imprimir article
Comenta aquesta notícia