(EFE) La Fiscalía Provincial de Valencia pide cinco años de prisión y la inhabilitación en cualquier oficio que conlleve contacto con menores durante diez años para un educador de un Centro de acogida de Valencia ciudad que, supuestamente, abusó sexualmente de una menor del centro.

Según la calificación de la Fiscalía, en fechas no concretadas a finales de 2016 y enero de 2017 el acusado prestaba sus servicios como educador en un Centro de acogida en el turno de noche, donde se encargaba de la vigilancia de los menores que estaban en las instalaciones.

Una de las menores que dormía en el centro, de 14 años, le pedía en ocasiones que le hiciera compañía, y el acusado, “guiado por la finalidad de satisfacer sus deseos sexuales”, cuando creía que la chica estaba dormida “le cogía la mano y procedía a tocamientos hacía él mismo “.

La Fiscalía considera que los hechos son constitutivos de un delito continuado de abusos sexuales a menores y pide para el autor la pena de cinco años de prisión, así como libertad vigilada por un plazo de cinco años, la obligación de participar en cursos formativos de educación sexual y la prohibición de trabajar con menores durante diez años.

Asimismo, pide que se imponga la prohibición de acercarse a esta menor a menos de doscientos metros de su domicilio o del lugar donde se encuentre, y de comunicarse con ella, durante el plazo de diez años.

Estos hechos serán juzgados este miércoles en la sección segunda de la Audiencia de Valencia, según el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana.

Imprimir article
Comenta aquesta notícia