Bétera se ha adherido a la campaña de vigilancia de distracciones al volante que la Dirección General de Tráfico desarrolla hasta hoy viernes, 24 de mayo, a la provincia de Valencia.

En la provincia, la conducción distraída es la primera causa de accidentalidad, con un 48%, por ante la velocidad inadecuada, con el 20%, o el alcohol y las drogas, que aparecen en un 10% de los siniestros.

El uso del teléfono móvil, según varios estudios, es un factor que multiplica por tres el riesgo de sufrir un accidente. Mientras se habla y conduce, se pierde la capacidad de mantener una velocidad constante, de guardar la distancia de seguridad suficiente con el vehículo que circula delante y el tiempo de reacción aumenta considerablemente: entre medio a dos según, según los reflejos de cada conductor. Además, hay otro tipo de distracciones habituales además del uso del teléfono móvil como encender un cigarrillo o ajustar la radio o el reproductor de CD mientras se conduce, supone apartar la vista de la carretera durante un tiempo, periodo en el cual el vehículo circula sin control y pueden surgir circunstancias que provocan un grave accidente.

Según los estudios, el uso del móvil puede tener estas consecuencias:
– Telefonear mientras se conduce triplica el riesgo de accidente.
– Enviar un mensaje multiplica hasta por 23 este mismo peligro.
– Marcar un número en el móvil a una velocidad de 120 km/h supone recurrir “a ciegas” una distancia de 429 metros (equivaliendo a unos 4 campos de fútbol).
– El riesgo puede ser equiparable a la conducción con exceso de alcohol.

 

Imprimir article

Comente esta notícia en el nostre fòrum polsant ací.