José Ramón Romero, natural de Bétera, se ha propuesto un objetivo: correr una maratón solidaria desde Puçol hasta Lisboa por una causa solidaria. Y es que, tras estudiar la GR-10 y descubrir que se trata de una antigua ruta de trashumancia, recorrerá esta para ayudar a Noelia Camarillas. Esta joven de 17 años, también de Bétera, padece una enfermedad rara conocida como el síndrome de Sanfilippo.

Desde Puçol hasta Lisboa hay 1.600 kilómetros con 30.000 metros de desnivel positivo acumulado. La media es de 56 kilómetros diarios, según indica José Ramón. Este apasionado de la montaña ha diseñado el reto en la cabeza, el cual consiste en  ir desde el Mediterráneo hasta el Atlántico corriendo por el monte, en 30 días.

Bajo el nombre de “1.600 kilómetros por Noelia”, este reto dará su pistoletazo de salida el próximo 17 de septiembre.

La idea es encontrar cinco patrocinadores que, si lo completa, donen un euro por kilómetro. Por el momento, ya tiene el respaldo de Fitbit, la empresa de relojes deportivos para la que actualmente trabaja.

José Ramón Romero halló en principio la complicidad de varios amigos, que paulatinamente fueron bajándose del carro, pero reconoce que es complicado que una persona pueda dedicar 30 días a ello. Aún así, cuenta con personas que le quieren acompañar en algunas etapas.

Quien sí le va a respaldar desde Puçol hasta Lisboa es su padre de 68 años y con quien ha subido el Aneto.

José Ramón ha diseñado las etapas y ha contactado con los ayuntamientos para pedir alojamiento y poder enviar paquetes con comida, pero le remitieron a después de las elecciones. Decidió solventar por si mismo la asistencia y será su progenitor quien la lleve a cabo con una furgoneta.

José Ramón completará etapas de entre 50 y 80 kilómetros sólo, armado de una brújula, zapatillas, barritas y geles veganos. En definitiva, un gran reto que llevará el nombre de Noelia y su enfermedad lo más lejos posible para darle visibilidad.

Imprimir article

Comente esta notícia en el nostre fòrum polsant ací.