Después de un periodo de reflexión más que necesario tras estos dos meses de estrés político, ha llegado el momento de hacer una valoración sobre los resultados electorales de las elecciones municipales del pasado 26-M. Más aún cuando formo parte del partido más criticado y a la vez –sorprendentemente- más ninguneado de todos los que se presentaron en Bétera este domingo.

 

Antes de empezar, quisiera agradecer por este medio a las casi 1000 personas que han confiado en nosotros para que defendamos  sus intereses, hacer de Bétera un lugar mejor y defender a España desde nuestra localidad.

 

No ha sido un camino fácil: no hemos dispuesto del tiempo material del que otros sí han dispuesto para planificar suficientemente la campaña, ni hemos recibido subvenciones públicas que sufragaran el gasto de todos y cada uno de los actos que hemos realizado para acercarnos a vosotros, como la mayoría de fuerzas políticas que se han presentado en nuestro pueblo.

 

Por ello, solo cabe hacer una valoración muy positiva de los resultados: hemos conseguido 920 votos con prácticamente 3 meses de existencia política, con la campaña mediática detrás y los sambenitos trasnochados que ya no tienen ningún sentido, pero que muchos siguen utilizando día tras día para intentar frenar algo que no se puede parar. 920 personas que han confiado en el proyecto de VOX y que nos han brindado la posibilidad de llegar al consistorio con 1 concejal, y 2063 votos en las Generales, que solo son muestra de  que Bétera quiere que las cosas cambien en España. Me reitero: para llevar 3 meses no está nada mal. Superar en tan poco tiempo a UNIDAS PODEMOS-EU es un grandísimo logro para nosotros.

 

No obstante, aquellos que nos conocéis –que no sois pocos, aunque algunos pretendan hacer  mucho ruido diciendo que no nos conocen- bien sabéis que nosotros no vamos a  ser tan prepotentes  a la hora de apreciar estos resultados como otros que creen que han arrasado, ni tampoco vamos a creer que todo lo tenemos hecho por haber sacado 920 votos tras una campaña municipal de las más reñidas en Bétera.  Desde la humildad, esto no ha hecho más que empezar, y ya trabajamos nuestros puntos débiles para poder ser vuestra voz de aquí a 4 años. Se pueden ir preparando.

 

Por cierto, al mal llamado  “partido de las urbanizaciones” – entrecomillado, pues solo representa a Torre en Conill y Mas Camarena, no al resto de urbanizaciones olvidadas históricamente por nuestro consistorio-: les  invitamos a nuestras mesas informativas para que puedan conocernos de primera mano, tanto nuestras ideas, como nuestro programa, como a nuestro candidato. Deberían tener muy claro a estas alturas que no vamos a permitir que se ningunee la voluntad de nuestros votantes como han venido haciendo en sus últimas declaraciones, aunque lo dejaremos muy claro a lo largo de estos 4 años, en que supervisaremos muy de cerca su gestión del Ayuntamiento si finalmente llegan a gobernar, y muy probablemente nos encuentren de frente.

 

Y aprovechando, a modo de reflexión para el resto de formaciones políticas: decirles que hemos llegado a la política beterense para mejorar la calidad de vida y acabar con los problemas de nuestros vecinos exclusivamente. Vamos a luchar por conseguir una Bétera mejor, enfrentándonos para ello a quien haga falta. Si querer bajar impuestos, reducir gastos ,asfaltar carreteras, dotar de mejores servicios a nuestros vecinos, solucionar el problema del agua, respetar y hacer respetar los símbolos nacionales y regionales,  o querer defender nuestra historia de toda discriminación ideológica es ser de ultraderecha, han acertado: formo parte de un partido de ultraderecha. Pero no digan a la gente que deben temer la llegada de VOX al Ayuntamiento: más radical es que el viernes por la noche haya un ciclo comarcal de conciertos por Ovidi Montllor: el que” té senyera on blau no hi ha, diu ben alt que parla català” y demás lindezas.

 

Pablo Pardo Chuliá
Responsable de Comunicación de VOX Bétera
Imprimir article
Comenta aquesta notícia