El sindicato CSIF, que preside la junta de personal del Hospital Doctor Moliner, organizó el pasado miércoles un acto de protesta contra la decisión de la Dirección de “desahuciar” a estos profesionales de la sala de estar que disponían. Este, fue el primer día que ya no dispusieron de estas instalaciones y se concentraron, con carteles, para denunciar “la discriminación” que sufren y exigir soluciones.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) denunció públicamente el día anterior a la concentración que la dirección del centro había dictado una nota de régimen interno en la que instaba al colectivo de celadores a “retirar sus pertenencias” de la sala de estar de la que disponían. Les daba de plazo hasta ayer, ya que hoy mismo han comenzado las obras para habilitarla como despacho. En esta comunicación no ofrecía un lugar alternativo que hiciera las funciones de sala de celadores.

CSIF dirigió un escrito a la Dirección en el que lamentaba “la imposición unilateral, en contra de los responsables de celadores y sin negociar nada con sindicatos ni junta de personal”. Además, llevó a cabo una recogida de firmas en la que estampó su nombre la práctica totalidad de este colectivo, compuesto por unos 40 profesionales en el hospital Doctor Moliner, ubicado en el municipio de Serra.

El sindicato llevó a cabo, al día siguiente, un acto de protesta en la sala de espera principal del hospital con carteles ilustrativos y a las 11.00 horas, estos profesionales recordaron la importancia de su labor, lamentando que los cargos directivos del centro “no piensan que sus órdenes repercuten en la salud física y psicológica de los celadores” y denunciaron “discriminación”.

CSIF explica que esta sala de estar, de la cual ya no dispone el colectivo de celadores, permite “el descanso y la desconexión para recuperarse de la fatiga acumulada”. Asimismo, explica que también sirve de punto de información, de desarrollo de protocolos o de organización de turnos.

Imprimir article
Comenta aquesta notícia