El Pleno de la Mancomunitat Camp de Túria se reunió este miércoles por última vez, esta legislatura, en una sesión extraordinaria en la sede del ente supramunicipal.

El acto empezó con un minuto de silencio por las víctimas de violencia de género. Desde el año 2003, momento en el cual empezaron a contabilizarse los asesinatos, la cifra consigue los cuatro dígitos con 1.000 crímenes.
Después del minuto de silencio, los presentes aprobaron por unanimidad el acta de la sesión anterior. La presidenta de la Mancomunidad y alcaldesa de Marines en funciones, Lola Celda, quiso expresar su más sincera repulsa.
“Gracias a todos y a todas por vuestra colaboración. Durante esta legislatura hemos conseguido que todos los municipios participan. Hemos puesto en marcha nuevos proyectos, afianzado los ya existentes y adaptado las instalaciones”, explicó Celda.
En este sentido, la presidenta de la Mancomunidad quiso agradecer también “el esfuerzo y dedicación a todos los trabajadores, que nos han brindado todo el apoyo que han podido. Sin vosotros no habría sido posible hacer todo el que hemos hecho”.
Imprimir article
Comenta aquesta notícia