Cada mañana cuatro amigas de Bétera se juntan para andar por la zona de las moreras junto al barranco. Su rutina de ejercicio diaria es interrumpida durante 30 minutos para recoger los plásticos que se van encontrando por el camino. Cada una recoge una bolsa diaria con todos los plásticos, envases y toallitas que pueden cargar a la vez que cuelgan carteles en los que con sencillos mensajes alertan a los vecinos de que todo lo que tiran lo arrastra la lluvia por el barranco y hasta el mar.

Ahora esta iniciativa ciudadana se ha hecho un poco más grande. Los sábados por la mañana quedan en la puerta del Polideportivo (la que da al barranco) y a ellas pueden sumarse todos los vecinos y vecinas que lo deseen.

Para la recogida solo les piden que lleven dos bolsas grandes de basura y unos guantes, “cada sábado se suman dos o o tres personas a nosotras. Desafortunadamente las bolsas se llenan rápidamente por la cantidad de plástico que hay y a penas nos hemos movido de la zona del barranco donde aparcan los coches”, nos explica Antonia, una de las impulsoras de la iniciativa.

Cada sábado recogen unas 10 bolsas de basura bien llenas que transportan hasta un contenedor amarillo, “nosotras recogemos envases pero hay de todo, por eso hacemos las fotos para publicarlas y alertar a quien corresponda para que vayan a recogerlo”, explican.

“Realizamos un esfuerzo que es muy gratificante, con la esperanza de futuro para nuestros niños y jóvenes. Para un mañana que esperamos sea mejor”.

Imprimir article
Comenta aquesta notícia