Los mayores de Bétera han puesto punto y final al curso 2018/2019. El alumnado ha disfrutado de una mañana donde han compartido juntos una clase de baile, un taller de activación de la memoria y una clase final grupal. Posteriormente han recibido un diploma de reconocimiento a la superación del curso y luego han almorzado todos juntos.

Este tipo de actividades se desarrollan en Bétera con el objetivo de tener un envejecimiento activo donde la prevención es la clave,  de esta manera, tanto el ejercicio físico como el mental, crea una mejor calidad de vida en las personas que participan semanalmente en las clases.

Otro de los beneficios de las clases es que los mayores de Bétera socializan los unos con los otros y crean una rutina diaria, lo que les permite mantener despierta la mente.

Las personas que participan de estos talleres también acuden a charlas o conferencias relacionadas con la salud. Y durante el curso escolar realizan salidas culturales para que tengan parte de ocio y diversión dentro de la programación, con la finalidad de hacer cosas diferentes y motivar al alumnado.

Sin duda el grupo de baile es de los más numerosos y activos de la comarca, participan en encuentros por toda España y también han visitado alguna que otra ciudad europea como Roma.

Marisol Conejero, coordinadora de los talleres destaca que “participar en este programa y asistir a las distintas actividades, además de ser muy beneficioso para la salud fomenta el compañerismo y mejora el alma. Aprovecho estas líneas para dar las gracias al Ayuntamiento de Bétera por fomentar y apoyar este programa de envejecimiento activo, que cuenta con más de 160 mayores”.

Imprimir article

Comente esta notícia en el nostre fòrum polsant ací.