El Ayuntamiento de Bétera ha cerrado la piscina municipal infantil de manera provisional debido a que dicha piscina no cumple con la normativa vigente.

Tal y como han explicado desde la concejalía de Mantenimiento de Edificios Públicos, “la piscina no tiene instalado ningún sistema de cloración por lo que hay que llenarla y vaciarla todos los días y eso ya no está permitido y al final la Conselleria de Sanidad nos ha obligado a clausurarla hasta que solucionemos el problema”.

Desde la concejalía que encabeza Eva Martínez (C’s) se han puesto a trabajar para poner una solución rápidamente que permita reabrir la piscina cuanto antes, “Sanidad ya dijo que se necesitaba un sistema para clorar focos de bacterías y esta piscina no lo tiene. El jueves hicieron la mediciones y no dieron los resultados correctos, el viernes las repitieron y tampoco, estaba demasiado baja en cloro y nos han obligado a cerrarla”.

En estos momentos des del Ayuntamiento de Bétera se trabaja para instalar un sistema de cloración de manera urgente, “pedimos disculpas a los usuarios por las molestias, este es un tema viene arrastrándose desde hace tiempo y vamos a intentar solucionarlo en los próximos días. Lamentamos las molestias y les agradecemos su comprensión”, ha declarado Eva Martínez a este periódico.

 

Imprimir article
Comenta aquesta notícia