Las obras de la nueva cubierta de la piscina municipal de Bétera avanzan a buen ritmo y está previsto que terminen este mismo mes de julio. Se trata de un proyecto financiado por el Plan de Obras y Servicios de la Diputación de Valencia que costará 228.886 euros y que comprende tanto las obras de la piscina cubierta como el cubrimiento del huerto de “les alfàbegues” del edificio anexo.

Hadit Arquitectos ha sido la empresa encargada de diseñar la nueva cubierta de la piscina que requería una intervención urgente ya que el aislamiento del edificio, la condensación y la perdida de energía han sido un serio problema para esta infraestructura municipal.

Desde el mes de mayo la empresa Obremo S.L. trabaja sustituyendo las viejas chapas oxidadas y sin aislamiento por otras con una alta capa anticorrosiva, “la alta temperatura de la piscina toca la chapa helada en invierno lo que produce una alta condensación y la consiguiente lluvia en el interior. Un problema que se daba al no haber una capa intermedia que aislará correctamente la infraestructura. Ahora lo que hemos hecho es cambiar las chapas y aislarlas con una capa de pintura de 200 micras, la que había anteriormente era de 25 micras, por lo que la protección se multiplica por 10”, explican los responsables del proyecto.

Durante el proceso ha habido algún que otro contratiempo ya que al desmontar las chapas se vio que estaban muy deterioradas y se decidió sustituirlas por otras de alta resistencia.

La estructura de madera se ha mantenido ya que es perfecta para aguantar la humedad, por lo que solo ha sido necesario cambiar las placas interiores y las claraboyas de los vestuarios donde también había filtraciones constantes, “las claraboyas nuevas serán de policarbonato y aluminio, y están elevadas del suelo mientras que antes estaban totalmente arras del techo”, explica el arquitecto Jordi Gil.

Durante las obras, que comenzaron en el mes de mayo, se intentó mantener el agua de la piscina con el sistema habitual pero la continúa caída de materiales de las cubiertas provocó que se parara. En estos momentos el agua de la piscina está completamente verde y tendrá que ser totalmente sustituida antes de su reapertura al público.

Imprimir article
Comenta aquesta notícia