A menos de un mes para el día grande de las fiestas de Bétera, nuestro periódico ha querido visitar el Hort Manolo El Morquero para comprobar el ritmo al que este año crecen “les alfàbegues”.

La instalación de una nueva estructura y una nueva malla para proteger a las plantas no impide el trabajo habitual del maestro alfàbeguer Ramón Asensi, que como cada año se esfuerza para que las plantas crezcan lo más sanas, altas y verdes posible.

Agua, abono y mucho calor es lo que necesitan cada día para convertirse en las plantas majestuosas que recorrerán las calles de Bétera el día de la Rodà y que en una sola noche con calor tropical pueden crecer hasta 1 centímetro.

Como cada año Ramón deshoja, riega, limpia, pone las cañas y los hilos para que el crecimiento de la planta tenga la formada adecuada, el color y el olor característico. Estos días además las mueve de una parte a otra del corral para que los operarios puedan trabajar y soldar sin estropearlas.

No ha sido una primavera caracterizada por el registro de altas temperaturas por lo que, aunque  las plantas están creciendo bien, parece que no serán de récord. Aunque para descartar alturas históricas tendremos que esperar hasta la última medida del día 14.

 

 

Imprimir article

Comente esta notícia en el nostre fòrum polsant ací.