La suciedad, los actos de vandalismo y las quejas por ruido en los parques de Bétera son habituales desde hace tiempo en el municipio. Son muchas las quejas que el buzón ciudadano de nuestro periódico recibe sobre las molestias que sufren continuamente los vecinos de parques como el del Calvario o La Barraca por el ruido que general los jóvenes que se concentran allí cada noche.

También son habituales los actos vandálicos como la rotura de los nuevos aparatos de gimnasia instalados o de los columpios para los más pequeños. Sin ir más lejos hace unas semanas en Casa Nebot se rompía el material que los niños de la escuela de verano estaban utilizando como carpas, sillas o la piscina hinchable.

El problema no es nuevo, viene de lejos, por ello el gobierno municipal (PP, Mas Camarena y C’s) valoran cerrar los parques por la noche. Evidentemente no pueden cerrarse todos, solos aquellos que no están completamente abiertos, como el conocido como parque del Portón o la Barraca, el parque de Casa Nebot y el Calvario.

La Alcaldesa de Bétera, Elia Verdevío, confirma a este periódico que se está estudiando la manera de hacerlo, “mientras tomamos una decisión de cómo o quién los cierra, lo que si hemos aumentado es la presencia de patrullas policiales sobre todo en los parques del Calvario y la Barraca que son los que están generando más conflicto, aunque es verdad que en cuanto se acerca la policía los jóvenes se marchan enseguida”.

El tema también surgió durante el pleno ordinario del mes de agosto celebrado el lunes. En la sesión la alcaldesa popular confirmó que se está estudiando el cierre de los parques y la elaboración de campañas informativas para que la ciudadanía tome conciencia del problema.

Imprimir article
Comenta aquesta notícia