El miércoles se producía una fuga por la zona de la Alameda que se intentó solucionar rápidamente por parte de los fontaneros municipales pero no fue posible. Por ello, tal y como nos han explicado desde la concejalía del Agua, ayer jueves se decidió cortar el agua potable en algunas calles de 8 de la mañana a 8 de la tarde, pero finalmente hubo complicaciones y los fontaneros municipales se vieron obligados a cortar el agua en todo el casco urbano a partir de las 14.00 horas y hasta pasadas las 20.00 horas.

Y así fue. Aunque primero se anunció a través de un bando insertado en la App que el corte del suministro afectaría a la Plaza Luis Reig, a la Avenida del Oeste, la calle Llíria y a los caminos Alcubles y La Torre, al final otro bando anunciaba el corte en todo el casco urbano y que de no surgir imprevistos el servicio se restablecería a lo largo de la tarde.

Finalmente el agua volvía a correr por las tuberías sobre las 21:00 horas, aunque en algunas zonas no llegó hasta pasadas las 22:00 horas y en otras casi alas 00.00 horas debido a que la presión tardó en llegar a todos los contadores y a todas las tuberías.

Fallo en la comunicación

Después de más de 10 horas sin agua, los vecinos lamentaban la falta de información que había ofrecido el Ayuntamiento de Bétera a la población.

Desde la concejalía nos han confirmado que no hubo bando tradicional a través de la megafonía por las calles porque no hubo tiempo para hacerlo, por eso se decidió hacerlo a través de la aplicación para el móvil, “para hacer un bando se necesita previsión y no hubo tiempo. La fuga fue imprevisible y nos vimos obligados a cortar el agua sin previo aviso”, explica Eva Martínez (C’s), concejala del Agua, que comparte área con Carlos Abad (Mas Camarena-Torre en Conill).

Tampoco se anunció el corte de agua ni el motivo de dicho corte a través de las redes sociales del Ayuntamiento, Facebook y Twitter.

Fuga arreglada

Finalmente los dos fontaneros municipales y el personal de obras lograban atajar la fuga, “el problema fue más gordo de lo que parecía en principio. Esto es la consecuencia de la falta de mantenimiento en la red del agua potable del casco urbano. El problema viene de lejos, no de la anterior legislatura, sino de mucho antes”, ha puntualizado la concejala del Agua, que ha pedido disculpas a los vecinos y vecinas afectados por la falta de suministro.

Imprimir article
Comenta aquesta notícia