Como cada año el programa de las Fiestas de Agosto de Bétera reserva una tarde para que las Obreras y Mayorales ofrezcan una demostración de las tradicionales danzas valencianas que han estado preparando muchos meses antes.

El Ball de Torrent reunió ayer domingo en la Alameda a una gran cantidad de público que no quiso perderse este espectáculo en el que los mayorales bailan con sus parejas, primos, hermanas o amigas.

La música la puso como cada año la Rondalla La Cordà, el tabal y la dolçaina de la colla Xe que Burrà! y las voces dels cantaors de la Escuela Municipal de Cant d’Estil de Bétera.

Al terminar el baile se rindió homenaje a las Obreras y Mayorales que realizaron la fiesta hace 25 años (en 1994) y hace 50 años (1969). Para todos los que asistieron a este homenaje hubo placa conmemorativa y un verso que provocó las lágrimas de muchos de los presentes.

Este homenaje se ha celebrado por primera vez con el objetivo de reconocer el trabajo que realizaron las festeras y festeros de aquellos años en los que la fiesta era muy diferente.

Para terminar hubo horchata para todos los asistentes que disfrutaron del espectáculo durante una tarde muy calurosa.

Imprimir article
Comenta aquesta notícia