(EFE) La Agencia Estatal de Meteorología ha elevado de amarillo a naranja el nivel de alerta por tormentas y lluvias en el interior y litoral de la provincia de Valencia, por lluvias acumuladas de hasta 40 litros por metro cuadrado en una hora.

El aviso en el interior, tanto norte como sur, se activará a las 18.00 horas, mientras que en el litoral se espera para las 21.00 horas. En ambos casos la finalización de la alerta está prevista a las 21.00 horas del martes y existe entre un 40 y un 70 % de probabilidad de que ocurra.

Tras esta actualización de los avisos de Aemet, se mantiene hasta las 21.00 horas del martes la alerta amarilla en el interior y litoral sur de la provincia de Castellón, decretada a partir de las 21.00 horas de este lunes por tormentas y lluvias de 20 litros por metro cuadrado.

A partir del martes, y hasta las 21.00 horas, se mantiene la alerta naranja en la provincia de Valencia y se extiende a la de Alicante, por tormentas y lluvias de hasta 40 litros por metro cuadrado en una hora, tanto en el litoral como en el interior.

Este martes, en la provincia de Castellón la alerta se mantiene en el interior y litoral sur por precipitación acumulada de 30 l/m2 y se extiende al litoral e interior norte por lluvias de hasta 20 l/m2.

Ante esta situación, el Centro de Coordinación de Emergencias de la Generalitat ha establecido la preemergencia por lluvias y tormentas nivel naranja en toda la provincia de Valencia y en toda la provincia de Alicante, y ha avisado a los municipios para que activen los protocolos y planes municipales correspondientes.

De este modo, la depresión aislada en niveles altos, conocida por su acrónimo DANA y presente en episodios de lluvias torrenciales, unida a un flujo de aire húmedo en superficie y capas bajas, dejará en las próximas 36 horas una situación atmosférica muy inestable y típica del final de verano en la Comunitat Valenciana.

De momento, el temporal en Bétera sólo ha dejado un ligera llovizna cerca de las 13.30 horas casi inapreciable, tal como se puede apreciar en nuestras imágenes adjuntas. No obstante, el cielo está encapotado desde primeras horas de la manaña.

Imprimir article
Comenta aquesta notícia