Bioparc Valencia celebra este sábado el Día Mundial del Rinoceronte para dar a conocer la situación crítica en la que se encuentra esta especie en su hábitat natural, con una programación dedicada a concienciar a los visitantes más jóvenes del parque.

Su principal peligro es la caza furtiva para satisfacer la demanda de sus cuernos en el mercado negro, debido a las supuestas propiedades que se le atribuyen, y el otro gran problema es la fragmentación de su hábitat, producida por el hombre que ha ido invadiendo su espacio y obligado a los rinocerontes a vivir en poblaciones aisladas entre sí, lo que dificulta su reproducción.

De las cinco especies diferentes de rinocerontes (dos africanas, el rinoceronte blanco y el negro, y tres asiáticas, el rinoceronte de Sumatra, el de Java y el indio), cuatro están amenazadas y tres en riesgo crítico, ha indicado Bioparc.

Bioparc Valencia concienciará a los visitantes de la necesidad de conservar el medio ambiente ya que los esfuerzos de conservación son “imprescindibles” para que las poblaciones de rinocerontes se recuperen.
Para ello, este sábado ofrece una actividad dirigida a los niños, una manualidad, y carteles con información destacada de la biología de los rinocerontes, de su estado de amenaza y población actual, de sus principales peligros y de las acciones que se están llevando a cabo para protegerlos.

La organización Save The Rhino, con la que colabora la Fundación Bioparc en el proyecto “Rhino Dog Squad”, ha organizado una “can-rrera” para el domingo 29 de septiembre. que dedicará los beneficios obtenidos a detectar y perseguir a los cazadores furtivos.

Imprimir article
Comenta aquesta notícia