Un 72,6 % de los jóvenes valencianos de entre 14 y 18 años consume alcohol con frecuencia y el 37 % de ellos mediante “atracones”, un “tóxico social” que puede causar un grave impacto sobre su salud porque provoca daños en el corazón y cerebro, genera dependencia y violencia y aumenta el riesgo de sufrir cáncer.

Así lo alerta la Asociación Española contra el Cáncer (AECC) de Valencia, que ante esta “alarmante situación” en la Comunitat, la tercera en España con mayor numero de adolescentes consumidores, ha lanzado una campaña que pretende revertir esta realidad desde la concienciación y el diálogo y se centra en la pérdida de autonomía y de control como valores negativos asociados al consumo de alcohol.

“Por 7 Razones no soy mochila” es el nombre de la iniciativa que, a través de las etiquetas #por7razones y #nosoymochila, pretende que los usuarios participen a través de las redes sociales aportando las razones por las que no beber alcohol y la imagen de la campaña es un mochila, que simboliza algo pesado, una carga que no puede valerse por sí misma.

También ha preparado un vídeo dirigido a padres, madres y educadores, ya que un 48 % de los jóvenes reconoce que sus progenitores “le permiten” consumir alcohol, en la que lanzan el mensaje de que “si normalizas el alcohol, ellos también lo harán”.

El vicepresidente de la AECC Valencia, Antonio Llombart, ha advertido de que el problema del alcoholismo se inicia en las “primeras edades”, ya que la edad media de comienzo son los 14 años, es la sustancia tóxica con menor percepción de riesgo y en muchas ocasiones se asocia al consumo de tabaco, lo que provoca una situación sociosanitaria “más grave”.

Imprimir article
Comenta aquesta notícia