El martes por la tarde, víspera del Día de la Comunitat Valenciana, Bétera celebró el 9 de Octubre con una multitudinaria procesión cívica en la que como cada año, han participado multitud de asociaciones culturales de la localidad que han hecho posible que un año más, haya vuelto a ser un gran acontecimiento.

Música, danzas tradicionales, gigantes y cabezudos y como no, pólvora. La procesión cívica partió a las 20 horas de Casa Nebot, desde allí, poco a poco fueron saliendo los grupos de danza, los gigantes y cabezudos, las Falleras Mayores de las 5 comisiones de la localidad, las Falleras Mayores de Bétera 2019 y 2020 acompañadas por sus respectivas cortes de honor, y las Obreras y Mayorales de 2020.

Este año la Señera fue portada dos miembros de la corporación municipal:  un tramo por la líder de la oposición, Cristina Alemany (Compromís), y otro tramo, hasta llegar a la Alameda, por la actual Alcaldesa de Bétera, Elia Verdevío (PP). Fue la Junta Local Fallera de Betera quien pidió a la concejalía voluntarios para portar la bandera durante el recorrido, “nos lo pidió la junta y decidimos que empezasen a llevarla los dos grupos con más representación”, afirma el concejal de Fiestas, Manuel Pérez.

Alba Verdeguer, Paula Ruiz, Madeleine Gravette y Manuela Fuentes vivieron su primer acto como Obreras de 2020 repartiendo caramelos a pequeños y mayores. Los mayorales, por su parte, cerraron la procesión con el tradicional “coet de luxe” que llena cada año las calles de la localidad de luz y olor a pólvora.

La festiva procesión, que un año más ha sido posible gracias al gran tejido asociativo de Bétera, terminó en la Alameda de Bétera donde se disparó una mascletà nocturna.

Imprimir article
Comenta aquesta notícia