El pleno del Consell ha aprobado este viernes el proyecto de ley del Juego en la Comunitat Valenciana, que ente otras cuestiones establece el control a pie de calle en todos los locales se juego para impedir el acceso de los menores y de las personas inscritas en el Registro de excluidas de acceso al juego.

Así lo ha explicado en la rueda de prensa posterior al pleno del Consell el conseller de Hacienda, Vicent Soler, quien ha resaltado que este es el primer proyecto de ley que aprueba el Consell esta legislatura y busca que el juego sea una práctica responsable y se proteja a los colectivos considerados de riesgo, como los menores.

El texto normativo, que retoma el que se presentó hace un año pero no se pudo aprobar por la convocatoria de elecciones autonómicas, considera falta muy grave el acceso a los salones de juego de menores y personas inscritas en el Registro de excluidos, lo que se multará con 6.000 euros y podrá conllevar la suspensión de la autorización y el cierre del local hasta cinco años.

Imprimir article
Comenta aquesta notícia