(EFE) El Ayuntamiento de Alicante aprobó hace unos días, en sesión plenaria, pedir que las Hogueras sean Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la Unesco, igual que las Fallas de Valencia. Esta acción se aprobó con la unanimidad de todos los grupos políticos (PP, PSPV-PSOE, Ciutadans, Unidas Podemos EU, Compromís y Vox).

Todos los grupos sacaron adelante esta moción para iniciar los trámites de este reconocimiento, en el transcurso del pleno ordinario correspondiendo a octubre.

Del mismo modo, todos los grupos dieron luz verde a impulsar la declaración de la Semana Santa de Alicante como Fiesta de Interés Turístico Nacional. También se acordaron las fechas de las fiestas locales a la ciudad de 2020, que recaen en el jueves día 23 de abril, día en que se celebra la tradicional romería de Santa Faz y lunes 22 de junio, con motivo de las fiestas de Hogueras.

Subvenciones

(GVA) Por otra parte, la Conselleria de Educación, Cultura y Deporte de la Generalitat Valenciana ha convocado subvenciones destinadas a actividades para la difusión, promoción y fomento del patrimonio valenciano declarado por la Unesco patrimonio mundial o patrimonio cultural inmaterial de la humanidad, o bien incluido en el Registro de buenas prácticas de salvaguardia.

Para este fin, la Generalitat destina 50.000 euros y podrán optar ayuntamientos, fundaciones, asociaciones y entidades sin ánimo de lucro que sean titulares del bien y/o del órgano de su gestión.

La cuantía máxima a percibir por las entidades que resulten beneficiadas por el otorgamiento de la subvención no podrá superar el presupuesto total de la actuación y en ningún caso los 5.000 euros, IVA incluido.

Las actividades subvencionables son la organización de encuentros, seminarios y congresos en materia de patrimonio mundial o inmaterial de la humanidad en territorio valenciano, publicaciones cuyo objeto sea facilitar información sobre los bienes incluidos en la Lista del patrimonio mundial o inmaterial de la humanidad del territorio valenciano y organización de exposiciones y otras acciones de difusión dirigidas a favorecer el conocimiento del patrimonio mundial o inmaterial de la humanidad en nuestro territorio.

En la Comunitat Valenciana han sido declarados patrimonio cultural de la humanidad la Lonja de la Seda de València en el año 1996, las manifestaciones de Arte Rupestre del Arco Mediterráneo en 1998 y el Palmeral de Elche en el 2000.

En el Registro de buenas prácticas de salvaguardia del patrimonio inmaterial se declaró en 2009 el Centro de Cultura Tradicional-Museo Escolar del proyecto pedagógico de Puçol, en Elche.

En cuanto a patrimonio inmaterial, el Misteri d’Elx en 2001, el Tribunal de las Aguas de València en 2009, la Festa de la Mare de Déu de la Salut d’Algemesí en 2011, la fiesta de las Fallas de València en 2016, las tamborradas de Alzira y l’Alcora en 2018 y la construcción de la piedra en seco en 2018.

Imprimir article
Comenta aquesta notícia