(EFE) La Guardia Civil ha detenido en Benicarló a un matrimonio de 32 y 29 años por un presunto delito de estafa tras realizar compras en internet y pedir comida a domicilio por 4.100 euros a cargo de las tarjetas bancarias de su vecina de 83 años. Supuestamente, tenían una relación de confianza.

Según fuentes de la comandancia provincial, la investigación se inició el pasado mes de septiembre cuando una mujer de avanzada edad denunció que se habían realizado cargos en sus dos tarjetas de crédito por valor de 4.100 euros.

Los agentes comprobaron que se habían realizado numerosas compras por Internet y encargos de comida a domicilio por autores desconocidos y tras unas investigaciones pudieron descubrir que eran unos vecinos quienes estaban realizando esas operaciones tras haber obtenido los datos de la tarjeta bancaria abusando de la confianza de la denunciante, de la que tenían incluso llaves de su domicilio.

Por este motivo, se procedió a la detención de un hombre y una mujer, de 32 y 29 años de edad, que han pasado a disposición del Juzgado de guardia de Vinaròs como supuestos autores de un delito de estafa.

Imprimir article
Comenta aquesta notícia