Ayer miércoles, 15 de enero, se reunió por primera vez de esta legislatura la Junta de Gobierno Local de la Mancomunitat Camp de Túria. Se trata de una Junta que, por primera vez, cuenta con al menos un representante de todos los grupos políticos que conforman el ente supramunicipal, salvo el PP que ha renunciado a estar en ella.

En esta primera junta, dirigida por la presidenta de la Mancomunitat Camp de Túria, Lola Celda, se trataron varios asuntos. En la Junta participaron representantes políticos de Riba-roja de Túria, La Pobla de Vallbona, San Antonio de Benagéber, Nàquera, Vilamarxant y Benissanó.

Celda explicó, entre otras cosas, todos los servicios que se prestan desde el ente supramunicipal. Además, dio a conocer a todos los miembros el Estudio Comarcal de Contratación del Transporte para personas con diversidad funcional.

En este sentido, las alcaldesas, alcaldes, concejalas y concejales que forman parte de este órgano de gobierno estudiaron las líneas a seguir para la elaboración del presupuesto de la Mancomunitat. También se valoró la posibilidad de comenzar los trámites para la Declaración de la Mancomunitat Camp de Túria como mancomunidad de ámbito comarcal.

Imprimir article
Comenta aquesta notícia