PASÓ UN DÍA Y OTRO DÍA, UN MES Y OTRO MES PASÓ 

SEIS MESES PASADO HABÍA …  

Según consta en documento que lo hizo público, el quince de junio de 2.019 se firmó un pacto de gobierno para el ayuntamiento de Bétera acordado para la legislatura 2.019-2.023. El partido popular, la coalición de partidos Mas Camarena/Torre en Conill y el partido ciudadanos llegaron a los acuerdos que se expresan en dicho pacto. Cuatro de los seis acuerdos se cumplieron rápidamente; con errores que se subsanaron con decretos de rectificación y que, durante un plazo excesivo de tiempo no se hicieron públicos en los medios de comunicación del ayuntamiento pero si en el BOP; del segundo acuerdo, la creación de un comité tripartito de evaluación del cumplimento del pacto, está claro que muy poco o nada vamos a saber. El sexto y último acuerdo es, como compromiso para toda la legislatura, realizar obras y mejoras en ‘el término de Bétera’, esencialmente en Mas Camarena y Torre en Conill.

Resumen de sus principios de intenciones son que el gobierno municipal lidere el progreso del pueblo y su regeneración democrática, el buen gobierno de sus vecinos (sin distinciones de raza, credo, renta o situación geográfica), y ello basándose en principios de confianza, lealtad y transparencia ( entiendo que entre ellos, no hacia el vecino ). Ese párrafo de cuatro líneas da para hacer una honda reflexión.

 

Opino que se están consumiendo etapas lentamente y pudiera ser su inicio la publicación del PGOE y que, si aún está en la web del ayuntamiento, recomiendo que lean el segundo documento. Presenta una clara analogía con el acuerdo de gobierno pero en el PGOE es un problema de infraestructuras ¿ Alguna vez dejó de serlo ?  http://www.betera.es/es/page/informacion-publica. Un PGOE al que no obliga siguiera la ley 1/2019 que lo fundamenta.

 

¿ QUÉ OCURRE CON EL AGUA Y LOS NITRATOS ?

 

Al igual que con otras tantas problemáticas que en más de 20 años no han tenido solución, que son un problema endémico de Bétera, que ningún partido político ha alcanzado a plantearlos desde un punto de vista responsable ni de encontrar soluciones. Como compromiso adquirido en mayo pasado, a través del programa electoral, resulta confuso que ahora no sea fácil, rápidamente asumible y de urgente solución abordar el problema de los nitratos del agua en el casco urbano. Estamos en una sala de espera y además, como canta Sabina, sin esperanza y empezamos a intuir que la solución no presenta una expectativa fundada

 

El gobierno del ayuntamiento de Bétera desde hace años dista bastante de los vecinos como individuos, es pobremente transparente, menos de lo que exige la ley, y la participación ciudadana ajena a asociaciones brilla por su ausencia; es sencillo demostrarlo y se está agravando.

 

Lo que han hecho o dicho de modo público, que me haya enterado o se pueda deducir, acerca de los nitratos del agua del casco urbano se limita de un modo resumido a lo siguiente

 

  • El agua es una competencia municipal propia, que se cedió, al menos en parte, a varias empresas privadas.
  • Durante años la red que quedó como competencia del ayuntamiento, que es la del agua del casco urbano, no se ha conservado, al menos acertadamente.
  • El agua de dicha red no es potable porque contiene niveles de nitrato superiores a los permitidos.
  • Campaña electoral 2.019 con hilvanes inciertos y desconociendo la solución del problema.
  • Dos concejales delegados para agua y recursos hidráulicos, entendiéndose para sumar esfuerzos y dar rápida solución al problema leitmotiv de los partidos PP y Cs, entre otros, en las elecciones.
  • Cerrar fuentes públicas, con osmosis inversa, alegándose que “el agua era agresiva y desmineralizada, peor que la del grifo”. Apuntaba a microorganismos por la recomendación del uso de dos biocidas.
  • Similar recorrido sufrido por la piscina infantil del polideportivo municipal, sin informes públicos conocidos.
  • Aparición en noviembre de los informes técnicos-sanitarios de dos zonas de abastecimiento de agua de consumo y que se resumían en lo sabido: nitratos altos en el casco y gérmenes en las fuentes; también trazas de plaguicidas.
  • Poner, en dependencias municipales, dispensadores y botellas de agua. Con coste ignorado y consumo desconocido, como experimento. Los concejales empezaron a beber en los plenos en vasos de cristal, en vez de botellas de agua mineral, no sé si alguien aclaró que no bebían agua del grifo.
  • Que se dice que están trabajando en el problema pero sin especificar en qué sentido ni con qué avances.

 

Señores, los vecinos pagamos, ustedes administran nuestro dinero y tenemos derecho a saber de sus decisiones y, fundamentalmente, de cómo llegan ustedes a ellas.

 

Otros hechos que aparecen, y que debería producir alarma en el problema del agua, son fundamentalmente

 

  • Que las analíticas del agua se han ocultado sistemáticamente por el contenido en nitratos que la calificaba como agua no potable. ¿ Ha existido todo este tiempo un pacto de silencio por parte de los partidos políticos en el ayuntamiento ?, ¿ se ocultó para no crear alarma o fue pura torpeza ?, ¿ decisión política ?, ¿ dejación de funciones ? ¿ creencia de que los vecinos no las saben interpretar ?( Ninguna, comprenderán, es una opción para el vecino que la consume y paga ).
  • Antecedente de que la corporación 2.015-2.019 no denunció al contrato con AVSA-EMSHI que vencía en 2.018 tras 20 años, y se renovó sin más obstáculo hasta 2.023.¿ se tuvo en cuenta el canon que están pagando las urbanizaciones?, ¿ se negoció algo ?, ¿ se revisó el estado de la red ?
  • La actual alcaldesa y la concejala de agua, ediles en la anterior corporación, deberían haber sabido algo más de un asunto que ¿ lo desconocían ?, ¿ callaron hasta las campañas electorales ? ¿ se hizo público y si no se hizo por qué causa ?
  • Que en los plenos de la anterior legislatura existen invocaciones frecuentes a una ‘mesa del agua’ cuya composición, reuniones, decisiones, acuerdos, actas, etc. no son públicos. Deben salir a la luz.
  • Existencia de una adenda de 2.001 complementaria al contrato de 1.998 con AVSA que si no es lesiva para los intereses de los vecinos lo parece. Como consecuencia, una reclamación de casi 2 millones € por parte de AVSA en concepto de ‘inversión sin cobro garantizado’.
  • En 2.017 concurso según expediente CA 14-17 que desde principios de 2.018 a 2.019, sufrió diferentes avatares rocambolescos ¿ está perdido en un cajón o en el baúl de los recuerdos ? En él la solución para el problema de los nitratos era (A) estación de tratamiento del agua potable (ETAP); (B) traída desde conducción del EMSHI; (C) traída mixta con mezcla en depósito municipal y (D) traída mixta con mezcla en depósito nuevo ( presupuestos-precios que se calculaban en octubre de 2.017 que, según Intercontrol Levante SA, oscilaban entre 4,3 y 8,4 millones de € ). Entendiendo que es para potabilizar el agua del casco urbano
  • Renovar la red costaría entre 1 y 4 millones de € más, según longitud de tramo contemplado.

 

No todas las soluciones tienen el mismo calado; la mezcla de agua no asegura la ausencia permanente de nitratos por debajo de los límites permitidos, ni tampoco de los plaguicidas detectados en mayo. Por lo que se escucha es la solución más barajada; tal vez, difícil refutarla por precio pero no por garantías.

Ante semejante dineral parece razonable que se tome una pensada decisión, pero si recordamos que estos datos se sabían antes de empezar la campaña electoral, deberían haber importado mucho más, al menos al PP y Cs;  MC/TC no tienen este problema de nitratos, sólo lo tienen con el canon que sí o sí pretende que se pague entre todos. Veremos cómo lo abordan los presupuestos de 2.020-2.023.

 

Se trata de que se empiece a aportar algo más de información a los vecinos para que seamos capaces de discernir; por ejemplo, que desde la web se contemple todo lo que concierne al agua del pueblo y se concrete en una página sólo, porque la dispersión no ayuda y ahora está muy dispersa; y de paso podrían crear el área municipal del Agua así como de otras delegaciones que no las tienen. Pedir datos estadísticos ¿ sería demasiado ?

Y más que nada, que se informe de las decisiones que se estén tomando y por qué. Pero de todo, no sólo del agua.

De otro modo nos formamos una opinión imperfecta o carecemos de ella.

En fin, aconteceres que en el caso del agua susurran lo poco que el ayuntamiento informa a los vecinos; desde hace muchos años y sin salvarse, ni antes ni ahora, concejal ni partido alguno. Esto debe cambiar.

En aras a la claridad cualquier corrección sobre los datos recogidos u otras aportaciones, bienvenidos.

 

Nota bene: Antes de enviar ya redactada esta opinión acaba de ver la luz una nota, no sé si de prensa, del Ayuntamiento con el título “Bétera moderniza la red de agua del casco urbano” de la que se desprende que se van a realizar, en distintas fases, arreglos de la red conductora del agua; primariamente con los objetivos de solucionar las pérdidas de agua, problemas medioambientales y económicos, incluyendo también la renovación de una parte de la red antigua que está obsoleta. Otra intención es dividir el sector actual en 9 sectores para que funcionen independientemente. Así mismo habla de un proyecto “Renovación de la Red del Casco Urbano” que debe ser el que está en desarrollo. Estas me parece que son las mismas soluciones que hace ya varios meses se publicó que estaban trabajando en ellas: contadores, estimación de las pérdidas… No se dice nada del problema de los nitratos, así que veremos, en los siete o más meses que dure esta modernización, en que acaba. Los nitratos están y estarán después de la reforma que se propone en esta primera fase.

 

 

 

* José Zorrilla, versos de ‘A buen juez, mejor testigo’ Seis meses pasado había licencia del firmante.

Francisco Pardo Serrano, vecino de Bétera.

Enero 2.020

 

 

 

 

Imprimir article
Comenta aquesta notícia