El president de la Generalitat, Ximo Puig, ha visitado este miércoles Oliva, como zona afectada del pasado temporal “Glória”. Durante su visita, Puig ha asegurado que la Generalitat va a trabajar con el Ejecutivo central para ver “cómo podemos proceder a la recuperación de todas estas comarcas afectadas”, “atendiendo a la nueva realidad, bien clara y evidente, del cambio climático”, al mismo tiempo que se ofrece “seguridad de empleo” a las poblaciones perjudicadas.

Durante su visita ha estado acompañado del vicepresidente segundo del Gobierno y ministro de Derechos Sociales y Agenda 2030, Pablo Iglesias, donde han querido comprobar en primera personas los daños causados en el litoral por el temporal Gloria.

El vicepresidente Iglesias ha asegurado que las consecuencias del temporal muestran “las carencias del modelo de desarrollo que se implementó en nuestro país en las últimas décadas” y respecto a las ayudas del Gobierno central para la Comunitat Valenciana, destinadas a paliar los efectos de los últimos episodios climáticos, ha afirmado que se agilizarán los trámites para que “los recursos lleguen a la gente lo antes posible”.

El titular del Consell ha indicado que es necesario “analizar la situación concreta de cada ámbito” y “cada infraestructura” con el fin de “asumir colectivamente un debate sobre la realidad del cambio climático” y decidir “qué medidas hay que adoptar para garantizar la seguridad de la ciudadanía”.

El presidente de la Generalitat ha insitido en que cualquier proceso de cambio en la actividad económica “se ha de alinear con la sostenibilidad y, en este sentido, los ODS son fundamentales y han de ser una constitución mundial de obligado cumplimento”.

Imprimir article
Comenta aquesta notícia