Tal como ha comunicado el Ayuntamiento de Bétera esta tarde, la carretera de Valencia se abrirá al tráfico mañana sábado, 1 de febrero.

La apertura de la carretera supone restablecer la actividad comercial de la zona, así como el tráfico a vehículos y viandantes, devolviéndose la normalidad a la población. El objetivo es no generar más molestias a los vecinos, comercios y empresas.

No obstante, la apertura al tráfico solo indica que se podrá circular, ya que las obras no se encuentran finalizadas.

La finalización total de las obras está prevista a mitad del 31 de marzo quedando pendientes, entre otros trabajos, el traslado de las líneas de telefónica y la conexión de los colectores de aguas pluviales.

El plazo previsto del corte al tráfico se estableció por un periodo de tres meses que se ha retrasado durante dos semanas debido a las lluvias del pasado temporal.

Imprimir article
Comenta aquesta notícia