La conselleria de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica ha intensificado los tratamientos contra la procesionaria del pino durante los últimos días. Esta acción se lleva a cabo después de la previsión de un incremento de las temperaturas.

Durante las primeras semanas del mes de febrero, suelen producirse las procesiones de entierro de la procesionaria del pino. Por lo tanto, y conocedores de las molestias que suele provocar por urticarias, tanto al as persones como a los animales domésticos, se recomienda extremar la precaución en las pinadas en los cuales se observan nidos de invierno de la procesionaria durante las próximas semanas.

Actualmente están realizando tratamientos manuales, principalmente de tala de bolsones y tratamientos bolsón a bolsón con mochila, en zonas en las cuales se han recibido avisos de presencia de colonias durante las últimas semanas, tanto por agentes medioambientales como por particulares. Ya se han cubierto alrededor de 200 hectáreas.

A esto hay que añadir que a primeros del invierno se realizaron tratamientos manuales y mediante pulverizador hidroneumático en las masas con mayor presencia en la zona litoral y prelitoral (aproximadamente 282 kilómetros a ambos lados de pistas, caminos forestales y áreas recreativas).

La de invierno no fue la única actuación para frenar la expansión de la procesionaria, puesto que a principios de otoño también se retiraron puestas en masas de baja altura, mientras que en las zonas altas del interior de la Comunidad se desarrollaron trabajos de tratamiento manual y mediante pulverizador. En total, se trataron alrededor de 186 kilómetros, en su práctica totalidad en el interior de la provincia de Castellón.

Además, durante el verano se colocaron un total de 4.933 trampas de feromóna de confusión sexual con las cuales se han capturado mariposas de procesionaria del pino. Durante los últimos años se han colocado nidales para el fomento de los pájaros insectívoros (alrededor de un millar de cajas nido), como un método adicional de control de las poblaciones de insectos en aquellas montañas que, por la juventud del arbolado, carecen de vacíos que sirvan de refugio a estos pájaros.

La procesionaria del pino es un insecto autóctono únicamente presente en las pinadas mediterráneas. Con estas medidas se pretende su mantenimiento por debajo de niveles tolerables, que evitan alergias a las personas y permiten la recuperación de nuestra cubierta arbórea tan castigada por otros factores.

 

Imprimir article
Comenta aquesta notícia