Este viernes, 14 de febrero, tendrá lugar en Valencia una manifestación del sector agrícola y ganadero en Valencia. Esta ha cambiado su punto de partida. Inicialmente la concentración iba a ser en Alameda, para posteriormente acabar el recorrido a las puertas de la Delegación del Gobierno de la Comunidad Valenciana. No obstante, esta marcha se ha cambiado y se iniciará en la Plaza de San Agustín y concluirá en la Plaza América, para posteriormente ir a la Plaza del Temple y presentar a la nueva delegada del Gobierno una mesa reivindicativa y la petición de una reunión para abordar la crisis agraria.

Las organizaciones profesionales agrarias que forman parte de ASAJA en la Comunidad Valenciana –la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA), ASAJA Alicante-Jóvenes Agricultores y la Federación Provincial de Agricultores y Ganaderos de Castelló (FEPAC-ASAJA)–, LA UNIÓN de Labradores y Ganaderos y la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos del País Valenciano (UPA-PV) se han unido a la oleada de manifestaciones en todo el panorama nacional para denunciar la situación límite que atraviesa el sector agrario. La finalidad es reclamar a las diferentes administraciones que plasme una serie de medidas a corto, mediano y largo plazo que garanticen una rentabilidad digna para los productores valencianos.

Entre las causas que motivan este acto de protesta en Valencia hay que destacar la crisis de rentabilidad en la mayoría de las producciones agropecuarias, el incesante aumento de los costes de producción que el sector no tiene la capacidad de trasladar al precio de sus productos, la utilización de la agricultura y la ganadería valenciana como moneda de cambio en los acuerdos de la Unión Europea con países terceros, la discriminación perpetua de la Política Agrícola Común (PEC) hacia los cultivos mediterráneos o la injusta criminalización que recibe la agricultura y la ganadería como sector contaminante a pesar de su esencial contribución medioambiental.

Imprimir article
Comenta aquesta notícia