(EFE) La Consellleria de Sanidad confirmó ayer noche el primer caso de coronavirus en la Comunitat Valenciana. Se trata de un hombre que había acudido al hospital La Plana de Castellón, en Vila-real, con síntomas compatibles con la enfermedad. Los primeros análisis han confirmado la presencia del virus COVID-19, según informa la Conselleria.
El departamento de Salud Pública ha enviado ya la muestra al Centro Nacional de Microbiología en Majadahonda para la confirmación del resultado.

Por otro lado, la prueba realizada al paciente en estudio del Hospital Doctor Peset de València ha dado un resultado negativo, y se mantiene en estudio a tres pacientes en el Hospital General de Alicante.

Mascarillas agotadas en las farmacias valencianas

Por su parte, las mascarillas y geles desinfectantes de las manos siguen agotados en la mayoría de farmacias valencianas, y mientras al inicio del coronavirus la principal demanda era de ciudadanos chinos para enviarlas a su país, ahora son muchos españoles los que acuden reclamando esos productos.

Así lo han indicado fuentes del Colegio de Farmaceúticos de Valencia, que han señalado que mientras las farmacias rurales no han tenido demandas ni tienen existencias de estos productos porque no los piden, en las que están situadas en las ciudades más grandes y en la capital “la cosa cambia”.

“Ahora se nota que van preguntando más españoles” por estos productos, han indicado las fuentes, que han agregado que también están siendo muy demandados los geles de hidroalcohol.

Desde la entidad colegial han destacado que el problema es que hay “mucha gente haciendo acopio de forma innecesaria” de estos productos, y esa es una de las razones por las que se produce el desabastecimiento.

Además, han recordado que, de momento, las autoridades sanitarias no han decretado protocolos de actuación para la población en general y, por eso, “son innecesarios”.

El Ayuntamiento de Valencia pide evitar “alarmismos y trolas” sobre el coronavirus y las Fallas.

A su vez, el Ayuntamiento de Valencia ha pedido esta semana evitar noticias falsas, “alarmismos y trolas” respecto a la epidemia del coronavirus ante la proximidad de las Fallas, y estará atento a las indicaciones que den las autoridades sanitarias, el Ministerio de Sanidad y la Conselleria.

El vicealcalde, Sergi Campillo, ha señalado que las competencias sobre medidas contra el virus no son del consistorio si bien ha remitido a la Junta de Seguridad que se celebra este miércoles en relación a actuaciones preventivas de cara a las fiestas falleras, si es que se adoptan.

El concejal de Compromís Pere Fuset, por su parte, ha pedido “calma” y ha apelado a la responsabilidad para evitar noticias falsas que, aunque son “muy suculentas y por eso son virales”, no hay que darles entidad.

La situación de Valencia “es la que es y no es la de otros sitios”, ha comentado, para añadir que la ciudad está abierta a cualquier indicación que proceda de las autoridades sanitarias.

En la Junta de Seguridad están representados las fuerzas de seguridad, representantes sanitarios, la Delegación del Gobierno y la Generalitat, y serán ellos quienes adopten las medidas que consideren convenientes.

Asimismo, el president de la Generalitat, Ximo Puig, aseguró ayer que no cree que la situación actual de la Comunitat Valenciana respecto a la epidemia de coronavirus merezca “tomar ninguna decisión” en torno a la próxima celebración de las Fallas de Valencia.

En una comparecencia ante los medios tras un acto educativo celebrado en el Distrito Digital de Alicante, el jefe del Consell ha señalado que su gabinete aborda este asunto “con el mayor rigor posible y siempre siguiendo los criterios médicos”.

Imprimir article
Comenta aquesta notícia