PORTALES WEB DEL AYUNTAMIENTO DE BETERA, ¿ TRANSPARENCIA OPACA ?

La ley 19/2013, de 9 de diciembre, de Transparencia y Acceso a la Información Pública y Buen Gobierno, tiene entre sus objetivos la exigencia de publicidad activa en materia institucional, organizativa, económica, jurídica y estadística.

La Ley 2/2015, de 2 de abril, de Transparencia, Buen Gobierno y Participación Ciudadana de la Comunitat Valenciana supone, a mi entender, un avance respecto a la estatal y establece en la normativa autonómica amplias obligaciones de transparencia y garantía del ejercicio del acceso a la información pública, además de incluir disposiciones relativas al Buen Gobierno y a la regulación de la Participación Ciudadana. Enumerar sus objetivos y estructuración escapa al propósito de esta opinión. Reseñar que la web de Bétera se basa principalmente en la ley estatal.

Información pública son contenidos o documentos, cualquiera que sea su formato o soporte, que han sido elaborados o adquiridos en el ejercicio de las funciones de los incluidos en el ámbito de aplicación de la ley (v.g. concejales, alcalde, etc.).

El deber de presentar y someter a la consideración de los vecinos la información de su gestión, la administración de los recursos, los criterios de las decisiones que toman, su conducta, y la de los funcionarios que dirigen, lo podemos entender como un primer acercamiento al significado de la Transparencia de la Gestión Municipal.

En Internet es posible encontrar estimaciones realizadas acerca de la transparencia del Ayuntamiento de Bétera, (Dyntra, Infoparticipa), así como de los indicadores que han utilizado y cómo se valoran. En ambos casos nuestro ayuntamiento obtiene un suspenso en Transparencia-Participación Ciudadana; en la primera se valoran 35 ayuntamientos de la provincia de Valencia y se ocupa la posición 34 con un índice del 10,5% sobre 100; en la segunda de 2.018, Ciencias de Comunicación de la UAB, se obtiene un índice del 38,46%, con el cumplimiento de 20 de 52 indicadores. Se puede decir que en ambas valoraciones ninguna de las áreas analizadas aprueba y se desprende que es deficitaria en información, ya sea institucional, organizativa, planificación, altos cargos, económica, presupuestaria, estadística, urbanística, medioambiental (octubre 2.019, análisis propio).

En ningún sitio de la web de Bétera se publican planes de objetivos, concesiones detalladas de servicios públicos, histórico o estadísticas de contratos, información sobre sindicatos, obras públicas, planes urbanísticos y su estudio de impacto ambiental, planificación-gestión de personal en cualquiera de sus apartados, ni políticas o programas de medioambiente. Están parcialmente publicados y algunas veces desfasados: los altos cargos (curriculum vitae parcial, agenda equipo de gobierno, declaración no renovada de bienes y actividades, obsequios recibidos, retribuciones sin expresión de concepto); el catálogo de trámites y servicios sólo tiene una instancia genérica; los órganos colegiados son un organigrama-enlace del consistorio anterior; costes de publicidad de 2.014-2.015; un enlace a informe de fiscalización, 213-19, referenciado a 2.018.

Mayoritariamente los citados deberían encontrarse en el portal de transparencia. En las tres categorías de dicho portal (institucional, normativa y económica) hay también información que no es actual: así de 2.012 los listados de bienes inmuebles, bienes muebles o de alto valor económico y vehículos oficiales; no se ha dotado de contenido lo que denominan “temas” salvo economía, hacienda y sector público, (objetos de licitación, plazo medio de pago a proveedores y el mismo contenido incompleto de altos cargos); por lo tanto es un guiño a la exigencia, su contenido no cumple nada más que con una pequeña parte de lo que debería cumplir, la atención ciudadana sólo merece una instancia genérica; sí que tiene interés la información económica porque es el único sitio donde se encuentra, eso sí algo escondida sin nunca se ha buscado anteriormente.

La sede electrónica tiene poco contenido, la mayoría son enlaces externos (GVA, gobierno de España, pasarelas, transparencia que es estatal) o propios (ayuntamiento) … y entiendo en general que por su contenido no está completamente desarrollada.

Dotar a la primera página del sitio web de la entidad con los tres enlaces es gratuito, le resta accesibilidad y sólo pasable por el contenido económico del portal de transparencia, que no está presente en el área de hacienda de la página del ayuntamiento.

Se incumple la publicación de la actividad y financiación de las políticas sociales de gasto (sanidad, educación y servicios sociales), que usualmente se hace como un índice % sobre el presupuesto o como una cantidad monetaria por habitante.

La web del ayuntamiento es la de mayor contenido pero sin un mapa de navegación acorde; en pocas páginas se desarrollan los conceptos-principios básicos, faltan, entre otras, su función, temática, normativa de referencia, etc., sobre todo en las propiamente institucionales (ayuntamiento, áreas) con poca información organizativa, de planificación, económica y nula de estadística; existe intrascendente información de los concejales, de los partidos políticos … Si que hay una amplia información jurídica en forma de ordenanzas, reglamentos y plenos, siendo la mayoría mediante enlaces a documentos pdf; es también abundante la información sobre referencias de trámites, asociaciones, comercios, industrias, turismo y derechos sociales. El área de urbanismo contiene un SIG e información descargable mediante ftp, único en el sitio web para visitantes. Las áreas de medio ambiente, sanidad, participación ciudadana, empleo público, deporte, consumo o agricultura están algo relegadas y no existen áreas como agua-recursos hidráulicos, comunicación-prensa, coordinación administrativa urbanizaciones … En mantenimiento, sine die, la policía local y el seguimiento de mociones. El contenido del tablón de anuncios electrónico (TAE, SITAE) es cada vez más escaso, teniendo que recurrir en busca de información al BOP-Valencia, DOGV, base de datos nacional de subvenciones (BDNS), sistema información nacional de agua de consumo (SINAC) u otros recursos externos. En general los informes publicados que proceden de hacienda son pocos, a pesar de ser abundantes, v.g. 661 de intervención en 2.018 (175 de personal, 123 de subvenciones, 98 de contratación…), lo que pone en evidencia que no se publican (desde el punto de vista del político puede ser innecesario que los conozcan los vecinos, pero no es cierto ya que dan una clara medida de lo que se acata o no se acata, sean o no vinculantes). Hay (1) falta de claridad o ausencia de la fecha de publicación, de revisión, de actualización, etc. tanto de páginas web como en documentos; (2) igualmente no se destacan los contenidos nuevos que no sean lo que consideran noticias (que sí están correctas y aparecen también en RRSS); (3) la numeración de páginas de los documentos y en algunos la firma o autoría y (4) un estilo uniforme del sitio. Es insólita la lentitud de la corporación en actualizar el contenido político. La dificultad de las gestiones es un hándicap para el vecino y la ayuda e información ofrecida pueden ser insuficiente y/o compleja. La web no es equiparable a las RRSS porque su peso en la transparencia es absolutamente mayor. Por eso no veo correctas declaraciones recientes que elevan las RRSS y APP municipales a la categoría de cauces de comunicación ayuntamiento <–> vecino. En conclusión, portales con algún ruido y pocas nueces; pero es de justicia elogiar la labor de los desarrolladores y mantenimiento que hacen un enorme trabajo que sólo se puede reconocer y agradecer.

En cuanto a órganos colegiados, se sabe que del pleno se recoge su audio (¿y video-audio?) sin embargo no consta la grabación como archivo accesible en la web (mp3, mp4, ya presentes en muchas EELL); la publicación del documento del acta se demora como mínimo un mes, siendo usual que sean varios, lo que realmente no va en favor de la participación ciudadana en los acontecimientos políticos. Entendiendo que un acta debe ser exacta a lo que ocurre y no debe ser un resumen transfigurado de lo realmente ocurrido (a pesar del art. 50 TRRL; no sé si aplicado en la parte final del acta del pleno número 13/2.019, poco reconocible para los presentes en el acto). Algunos pdf de plenos, contratos o concesiones, proceden de copias escaneadas sin OCR (imágenes) y de las que seguramente no existe documento sonoro y que se podría solucionar grabando su lectura y, el audio resultante, ser una opción de descarga acompañante al documento; además lo haría accesible para más personas. Según el Real Decreto 1112/2018, de 7 de septiembre, (accesibilidad de los sitios web … del sector público) probablemente debería estar solucionado en plazo cercano.

De órganos colegiados distintos al pleno sabemos poco; a veces ni miembros, ni presidente, ni periodicidad de reuniones, convocatorias, temas tratados, conclusiones, etc. Son reuniones que el ROF considera en su mayoría no públicas y que el ROM no modifica. Deberían tener publicidad en la parte de su actividad que consideren publicable, (v.g. orden del día, acuerdos municipales trascendentes, acuerdos en las mociones, partes dispositivas, etc.), y aplicarlo a las sesiones junta gobierno local, junta portavoces, comisiones informativas, comisión seguimiento órganos de gobierno, consejos locales y reuniones mantenidas con asociaciones. Sin dicha publicidad difícilmente el vecino puede solicitar información y por lo tanto se acabó la transparencia. Muchas de las deliberaciones que se puedan realizar lo hacen por delegación, tanto de la Alcaldesa como del Pleno, y están perfectamente definidas las informaciones que se pueden y no se pueden publicitar; y aun así, las que no se pueden, tienen la posibilidad de ofrecerse parcialmente protegiendo los datos necesarios. A suprimir porque se pierde “lo público” es el exceso extendido e incorrecto de “ven a mi despacho y lo veremos”, que aparece al solicitar información entre concejales en algún pleno.

Impensable que los vecinos iniciemos un peregrinaje por el BOP-Valencia; la misma publicación podría estar mencionada en el SIE (claro que con mejor suerte que las que existen al DOGV) y no sólo limitarse a un enlace general, no selectivo ni específico, hacia la página del boletín o diario oficial. Tampoco es asumible que alguien interesado emprenda un periplo diario al tablón de anuncios físico del ayuntamiento para consultar lo que le pueda interesar. Hechos aparentemente sencillos de resolver que son un lastre.

Los partidos políticos hablan de transparencia, pero a pesar de tener cada concejal una página en la web del ayuntamiento, no la utilizan o no lo saben; la ley también obliga a los partidos políticos, aunque no sé si tienen webs exclusivamente locales; en general, y como vecino, me gustaría conocer como aplican la transparencia, lo que aportan en sus programas y ante todo la actividad de cada partido político y concejales en el pueblo.

De lo expuesto, y lo que queda en el tintero, concluyo que el buen gobierno no resulta favorecido. Está claro que la ley no exige una publicidad total pero también es cierto que pregona la excepcionalidad de las restricciones salvo indicaciones precisas (v.g. seguridad, defensa, protección de datos …)

Incontestable que los vecinos, depositarios de su soberanía en el ayuntamiento, son los que debemos exigir que los políticos conduzcan el gobierno local en defensa de los intereses legítimos del municipio y sus habitantes. Y para ello deben mejorar, antes que después, transparencia y participación ciudadana del contenido web y de las conductas.

¡ Y qué menos que saber qué hacen y, más importante, cómo lo hacen !

A mi entender, no es posible con opacidad y sin participación vecinal. Ahí lo dejo.

La corrección de datos, crítica de las opiniones o cualquier aportación serán bienvenidas.

Portal o página web del Ayuntamiento de Bétera: www.betera.es

Francisco Pardo Serrano

vecino de Bétera

Febrero 2.020

 

Nota: En el pleno núm. 10 de 7/8/2017 la moción “Impulso al portal de transparencia, al derecho de acceso a la información y a la participación ciudadana en el ayuntamiento de Bétera”, presentada por el concejal no adscrito Sr. Gallén, fue rechazada por los votos en contra de Compromis, PP, PSOE, Cs, ABeC y MC-CUBE. Previamente en sendas mociones presentadas por el mismo concejal, “Contra la corrupción en las administraciones locales y creación del comité de transparencia local” y “Promoción de la ley de transparencia y buen gobierno”, pleno número 13 de 2.015, sólo PP y Cs votaron a favor de la primera y se abstuvieron en la segunda.

Imprimir article
Comenta aquesta notícia