La Falla Reino de Valencia-Duque de Calabria, una de las tres de la sección de Especial que, junto al monumento de la plaza del Ayuntamiento estaba previsto quemar “a puerta cerrada” ante la imposibilidad de desmontar la pieza que ya estaba plantada, ha amanecido quemada por. Este hecho se debe a un acto vandálico.

Así lo han confirmado fuentes de Bomberos de la ciudad, que han indicado que a las 6.24 horas ha finalizado el servicio para apagar los restos de este monumento que, bajo el lema “Malament“, había sido diseñado por Carlos Sanz y ejecutada por el artista Sergio Musoles.

Esta era una de las fallas de la sección Especial que había acordado la cremà de los elementos que no se podían retirar por la complejidad del desmontaje, junto a las de Cuba-Literato Azorín y Na Jordana, que tiene previsto quemar esas piezas sin previo aviso y sin público.

El presidente de la Federación de Fallas de Especial, Rafa Mengó, ha explicado que “no ha sido una quema controlada sino obra de algún gamberro” y ha incidido en que el ninot principal que era la figura de Lucrecia de Borja, con un demonio en la parte alta, ha aparecido totalmente “calcinado”.

“Se ve que alguien del vecindario se ha dado cuenta y ha avisado a los bomberos de que había un árbol quemando. Está calcinada por completo y con peligro porque también estaban quemadas algunas vallas y esto no estaba programado”, ha indicado.

Imprimir article
Comenta aquesta notícia