Las principales formaciones políticas de la Comunitat Valenciana apoyaron este lunes al Consell en la crisis causada por el coronavirus. En este sentido, también reclamaron medidas urgentes para hacer frente a la consecuencias económicas que está provocando esta pandemia.

Puig se reunió este lunes por videoconferencia con los síndicos de los grupos parlamentarios en Les Corts Valencianes, a quienes informó de la situación del coronavirus en la Comunitat, y con quienes analizó las consecuencias sanitarias y económicas de la expansión de este virus.

El síndic socialista, Manolo Mata, consideró, ante esta alerta sanitaria y sus efectos, se debe “conseguir generar redes de salvación para toda la gente que está sufriendo” y consideró “muy importantes” las medidas económicas que adopten tanto el Gobierno español como la Unión Europea.

“Nadie se puede quedar atrás. En esta crisis no se pueden repetir los errores de 2008, cuando pagaron la recesión quienes menos tenían”, ha señalado el también vicesecretario general del PSPV-PSOE, quien destacó “el compromiso político de toda la sociedad valenciana y de sus representantes políticos”.

La presidenta del PPCV y síndica en Les Corts, Isabel Bonig, ha reiterado a Puig el apoyo y la lealtad de los populares, aunque también le reclamó “medidas económicas inmediatas” porque hay muchas pymes y muchos autónomos “que viven momentos de incertidumbre y que ha pasado de tener ingresos a no tenerlos”.

Bonig consideró necesaria la colaboración público-privada en estos momentos y ha apelado a la unidad de todos, al tiempo que ha recordado el Plan de Acción Inmediata que propuso la semana pasada, con 1.000 millones “para una situación de máxima urgencia, que no soporta demoras”.

Desde Ciudadanos, su síndic, Toni Cantó, mostró la “total disposición” de su grupo a colaborar con el Consell, al que planteó bonificar las tasas a la Seguridad Social, aplicar una moratoria de impuestos autonómicos y congelar las cuotas de los autónomos.

“Es esencial trabajar todos juntos para conseguir revertir la situación”, señaló Cantó, quien apeló a la “responsabilidad de todos” para quedarse en casa e instó a utilizar mejor todo el potencial de los medios públicos “para frenar la difusión de bulos que están confundiendo a los valencianos”.

El síndic de Compromís, Fran Ferri, pidió la suspensión del pago de hipotecas, alquileres y cuotas de autónomo, y del trabajo presencial en todos los sectores no esenciales; garantizar un ingreso mínimo a todas las personas durante el confinamiento; y la paralización de los desahucios de vivienda habitual y de los cortes en agua, luz o gas.

También reclamó eliminar los límites de déficit para inversiones en sanidad, medidas sociales y económicas para mitigar el impacto del coronavirus; transferencias directas para Sanidad, suspender el pago de los intereses de la deuda generada por el FLA y permitir a los ayuntamientos que usen los remanentes de tesorería para hacer frente a esta crisis.

Medidas similares reclamó la síndica de Unides Podem, Naiara Davó, para quien es importante “garantizar la protección a autónomos y trabajadores” y pidió la suspensión de las hipotecas y alquileres mientras estemos en cuarentena.

Desde Vox, su síndica, Ana Vega, quien la semana pasada dio positivo por coronavirus, se puso a disposición de la Generalitat Valenciana, pero también pidió que de manera urgente se abran líneas de crédito con un interés del 0 % “para evitar despidos y paliar la grave crisis económica que vendrá tras la crisis sanitaria”.

CCOO PV advierte de la escasez de equipos de protección en los servicios de ambulacia

CCOO PV adviertió este lunes que la “alarmante escasez” de Equipos de Protección Individual (EPI) del personal de ambulancias amenaza la continuidad del servicio y exigió que se mantenga únicamente lo estrictamente necesario o instará a paralizar la actividad como prevé la ley de Prevención de Riesgos Laborales.

En un comunicado, indicó que el personal de transporte de personas enfermas y accidentadas de la Comunitat Valenciana denunció la escasez de este material y exigió a la Conselleria de Sanidad y a las empresas concesionarias del servicio que se pongan a disposición del personal de forma urgente todos los medios de indispensables para realizar sus funciones con garantías.

De no ser así, CCOO instará a las personas empleadas en el sector a “que se paralice la actividad laboral, por riesgo grave e inminente para la salud de los trabajadores”, como es el posible contagio entre la plantilla, tal y como prevé el art. 21 Ley de Prevención de Riesgos Laborales.

La decisión de paralización de la actividad la puede adoptar directamente la empresa, el Comité de Seguridad y Salud de ésta, o incluso la propia persona trabajadora que puede decidir abandonar, o no realizar cierta actividad si se produce tal riesgo, ha explicado el sindicato. Además, añadió que asimismo la Inspección de Trabajo puede ordenarlo como prevén los artículos 44 de la LPRL y 11 y 26 del RD 928/1998.

Por todo ello, el sindicato exigió que se suspendan los servicios que no sean imprescindibles, que se limite el número de pasajeros por servicio, con el objeto de mantener la distancia de seguridad, y que se suspendan todos los no estrictamente necesarios para proteger la seguridad tanto de las personas usuarias como de las trabajadoras.

Cierre de fronteras

España anunció el cierre de las fronteras terrestres a partir de la medianoche por la pandemia de coronavirurs -con más de 9.000 contagiados y 309 fallecidos- hasta que concluya el estado de alarma que, durante el primer día laborable, ha dejado calles casi vacías, escasa afluencia a los comercios, viviendas convertidas en centros de teletrabajo y distancia interpersonal.

El Gobierno acordó restablecer los controles en las fronteras terrestres y solo permitirá el acceso a los ciudadanos españoles, residentes en España, trabajadores transfronterizos, a quienes acrediten causas de fuerza mayor o situación de necesidad y al transporte de mercancías.

La medida la anunció el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, tras participar por videoconferencia en un Consejo con los titulares de Interior y de Sanidad de la Unión Europea.

En relación con la posibilidad de adoptar medidas más restrictivas en el tráfico aéreo o marítimo como el cierre de las fronteras aéreas, el ministro indicó que se considerarian todas las actuaciones que sean “necesarias y precisas” bajo los criterios de “proporcionalidad, necesidad e idoneidad”.

Por su parte, militares del Ejército de Tierra se desplegaron anoche en las ciudades de Vigo y Badajoz para hacer reconocimientos de infraestructuras y de las zonas más transitadas, de cara a su posible desinfección y a futuras patrullas para frenar la pandemia del coronavirus.

A su vez, los militares de las brigadas Galicia y Extremadura salieron de sus bases en la tarde y noche de ayer para esas tareas de reconocimiento de calles e infraestructuras.

 

Imprimir article
Comenta aquesta notícia