El president de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, ha anunciado la compra de 9.700 tabletas con conexión 4G. Estas se distribuirán a través de los institutos de Secundaria y Formación Profesional a alumnado sin acceso a las tecnologías de información y la comunicación (TIC) para garantizar su formación y evitar así la exclusión digital de las familias más desfavorecidas.

El president ha comparecido ante los medios de comunicación tras la reunión por videoconferencia mantenida con el conseller de Hacienda y Modelo Económico, Vicent Soler, y el conseller de Educación, Cultura y Deporte, Vicent Marzà, para aportar datos sobre esta medida. La iniciativa ha sido desarrollada por la Dirección General de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (DGTIC), dependiente de la Conselleria de Hacienda, en colaboración con la Conselleria de Educación, con el fin de hacer frente a la situación excepcional generada por la expansión de la COVID-19.

El titular de la Generalitat ha explicado que la adquisición de este equipamiento informático, a la que la Generalitat ha destinado dos millones de euros, también busca dar facilidades de comunicación a pacientes ingresados en los centros sanitarios. Asimismo, y a través de la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas, se atenderá a personas con especiales dificultades en el ámbito de las tecnologías de la información.

Las 9.700 tabletas, con enlace de datos 4G incorporado, serán distribuidas entre el alumnado de Secundaria, Bachillerato y Formación Profesional sin equipos informáticos, atendiendo a la capacidad de renta y la situación de cada familia, lo que “beneficiará a los sectores más desfavorecidos y con menor accesibilidad a las TIC”.

Los equipos se entregarán en préstamo durante el periodo que dure la crisis del coronavirus, y, en ese tiempo, la Generalitat asumirá todos los gastos asociados al tráfico de datos que se genere por el uso de los terminales. A la finalización del mismo, el material quedará en los institutos para que pueda seguir siendo usado allí por los y las estudiantes.

Los equipos se enviarán a casa de cada alumno o alumna directamente, y serán las direcciones de los centros educativos las que determinarán qué estudiantes recibirán este material de apoyo. Tendrá prioridad el alumnado de Bachillerato y FP. Una vez cubierto este alumnado, si el centro cuenta con dispositivos, se repartirán entre el alumnado de ESO con estas necesidades.

El número de tabletas que corresponde a cada instituto se determina en función de sus unidades educativas, además de un extra de unidades para los centros cuyo índice socioeconómico del alumnado sea más bajo. Esto implica que un instituto habitual con 4 unidades por nivel educativo recibirá unas 16 tabletas con conexión integrada, y si es de nivel socioeconómico bajo, recibirá unas 25.

Además, la conselleria enviará también otros 1.700 ordenadores portátiles para los equipos directivos de todos los centros educativos públicos, para que puedan contar con más medios para su trabajo a distancia de coordinación con el profesorado de sus centros educativos.

Se busca así reforzar la docencia digital que se realiza a través del Plan MULAN, siglas que responden al Modelo Unificado Lectivo de Actividades no Presenciales, una plataforma que integra distintos portales para los diferentes cursos y ciclos formativos de todas las etapas escolares.

El programa desarrollado por la DGTIC, tal como ha explicado el president, se completará con el reparto, por la Conselleria de Sanidad Universal, de entre 500 y 1.000 dispositivos (entre teléfonos y tabletas) a pacientes de COVID-19, algo que ya se ha empezado a realizar, y la distribución, por parte de la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas, de otros 500 equipos.

Respecto a los equipos que serán entregados en los hospitales, el objetivo básico es facilitar la comunicación de los y las pacientes ingresados que carecen de medios para mantenerse en contacto con sus familias. Sanidad ha establecido el protocolo que se seguirá para garantizar que las personas que lo precisen accedan a este servicio. Además, se ha habilitado el acceso libre a la red wifi de los hospitales para el uso gratuito de esos dispositivos, así como para acceder a contenidos.

Medidas para afectados por ERTE

Por otro lado, el president también ha subrayado que el Consell trabaja en un decreto con el que se arbitrarán medidas destinadas a compensar la pérdida de poder adquisitivo de las trabajadoras y los trabajadores afectados por expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE). Tal y como ha subrayado, se está ya en conversación con los agentes sociales con el fin de aprobar este decreto en el pleno del Consell del próximo viernes.

Puig se ha referido en este sentido a la reunión por videoconferencia mantenida este miércoles con representantes empresariales y de los sindicatos para abordar actuaciones de carácter socioeconómico ante la situación de emergencia causada por el coronavirus. Al encuentro han asistido también el conseller de Hacienda y Modelo Económico, Vicent Soler, y el conseller de Economía Sostenible, Sectores Productivos, Comercio y Trabajo, Rafael Climent.

Fondos de formación

Ximo Puig, ha considerado como una medida “no adecuada” que los ingresos de la cotización por formación profesional de este año puedan destinarse a financiar subsidios de desempleo u otros programas de reinserción laboral.

Puig ha explicado que esos recursos están contemplados en el presupuesto de la Generalitat como recursos para la formación ocupacional, y son cuotas de trabajadores y empresarios y por eso, ha dicho en videoconferencia al ser preguntado por esta cuestión, no le parece la vía adecuada.

El president ha dicho que entiende las dificultades del Gobierno y la Tesorería de la Seguridad Social y hay una gran cantidad de recursos que se tendrán que sacar de este organismo para pagar los ERTE, pero espera que haya una solución ya que los fondos de formación ya tienen destino.

“No nos parece la vía correcta”, según Puig, que ha añadido que la misma opinión comparten la CEV y los sindicatos, y ha señalado que hay que esperar a la Conferencia Sectorial a ver cómo queda esta cuestión.

Además, ha indicado que cuando pase “este primer efecto de tsunami” habrá que sentarse a analizar la situación.

Por otra parte, ha señalado que el pago a proveedores no se está realizando al ritmo deseado por falta de tesorería y ha manifestado que le gustaría que el Gobierno ayudara a la Comunitat en liquidez.

Sobre la llegada de esa liquidez vía FLA o adelantos, de 2.200 millones, ha indicado que no hay ningún avance al respecto pero la Conselleria de Hacienda está en permanente contacto con el Ministerio para avanzar en este asunto.

El presidente también se ha referido a que siempre ha defendido que los recursos del superávit de los ayuntamientos puedan usarse, y ahora sería “muy importante” que el gasto prioritario fuera el social y la acción productiva, por lo que esos fondos deberían “desbloquearse”.

Datos actualizados de afectados por Coronavirus en la Comunitat Valenciana

La consellera de Sanidad Universal y Salud Pública, Ana Barceló, ha confirmado 414 nuevos casos positivos, que elevan a 5.922 el total de casos positivos, de los cuales 2.189 se encuentran ingresados en el hospital y 365 de ellos en la UCI.

De los 414 nuevos casos positivos, 47 se encuentran en la provincia de Castellón, 152 en la provincia de Alicante y 215 en la de Valencia.

Por provincias, el número total de casos positivos es de 660 en la provincia de Castellón (213 hospitalizados, 40 de ellos en la UCI), 2.173 en la provincia de Alicante (792 hospitalizados y 133 de ellos en la UCI), y 3.089 en la provincia de Valencia (1.184 hospitalizados y 192 de ellos en la UCI).

El número de profesionales sanitarios que han dado positivo en total es de 1.001 (121 en la provincia de Castellón, 428 en la de Alicante y 452 en la provincia de Valencia).

Hasta este miércoles, se han producido 395 fallecimientos en la Comunitat Valenciana: 42 en la provincia de Castellón, 167 en la Alicante y 186 en la de Valencia. Al mismo tiempo, se han dado un total de 240 altas: 9 en la provincia de Castellón, 62 en la de Alicante y 169 en la provincia de Valencia.

Las pruebas que han dado un resultado negativo son 16.132.

Imprimir article
Comenta aquesta notícia