La deuda de la Comunitat Valenciana se incrementó durante el cuarto trimestre del año 2019 en 556 millones de euros. Así se refleja en los datos sobre la evolución del endeudamiento de las comunidades autónomas hechos públicos por el Banco de España a través de su web.

Atendiendo a estas cifras, a 31 de diciembre de 2019, la deuda de la Comunitat Valenciana se sitúa en 48.433 millones, frente a los 47.877 millones del cierre del tercer trimestre y los 47.082 millones de cierre del 2018. Por tanto, el aumento de la de deuda a lo largo de 2019 ha sido de un total de 1.351 millones de euros debido a la infrafinanciación que sufre la Comunitat Valenciana.

De hecho, la cifra es prácticamente coincidente con los 1.325 millones reivindicativos que anualmente incluye el Consell en los presupuestos de la Generalitat.

El incremento del endeudamiento de la Comunitat Valenciana en 2019 responde prácticamente en su totalidad a los recursos recibidos a través del FLA, un instrumento creado para inyectar liquidez en las comunidades autónomas por la vía del crédito, pese a que se ha reclamado insistentemente un nuevo sistema de financiación autonómica más justo y solidario con la Comunitat Valenciana.

En concreto, el incremento anual viene motivado por la financiación a través del Fondo de Liquidez Autonómica (FLA)extra del exceso de déficit de 2018, lo que representa un aumento de la deuda de 1.101 millones de euros; por la financiación del déficit objetivo del 2019 equivalente al 0,1 % del PIB, lo que supone 116 millones de euros; y por la financiación de la devolución de las liquidaciones negativas de 2008/09 por un importe de 91 millones.

Adicionalmente y para completar la variación de deuda del año 2019, se han realizado operaciones de tesorería a corto plazo que han supuesto un aumento del endeudamiento cifrado en 55 millones de euros; así como reducciones en operaciones varias, de leasing, sector público y métodos alemanes por un importe de 12 millones de euros.

A pesar del incremento de deuda anual, es importante destacar que, en términos Deuda/PIB, que relaciona el volumen de deuda con el volumen de lo que se produce anualmente en la economía, la deuda de la Comunitat se ha reducido un 0,3 % desde el 42,4 % del año 2018, hasta el 42,1 % en 2019.

El 31 % del incremento de la deua deriva de la etapa anterior

Una vez contabilizados los datos de deuda correspondientes a diciembre de 2019 y comparados con los correspondientes a junio de 2015 se comprueba que durante el periodo de gobierno del Consell del Botànic la deuda de la Comunitat Valenciana ha crecido en 8.369 millones de euros.

Sin embargo, hay que destacar que de esta cantidad, el 31 % (2.589 millones de euros) corresponde a déficit de la etapa anterior o deriva de decisiones adoptadas por el anterior gobierno.

Entre estas actuaciones de la etapa anterior que han conllevado un incremento de la deuda en la etapa del Govern del Botànic cabe destacar los 1.468 millones de euros de deuda que llegaron vía préstamos del FLA dirigidos a cubrir la desviación del déficit de 2014 y ejercicios anteriores.

Además, también derivan de decisiones anteriores a junio de 2015 los 200 millones comprometidos para salvar la Sociedad de Garantía Recíproca de la Comunitat Valenciana o los 107 millones de deuda destinada a atender el pago de obras que fueron realizadas entre 2005 y 2008 y que fueron financiadas mediante el denominado método alemán. También se achaca a decisiones del anterior gobierno la mitad de la desviación del déficit de todo 2015, año en el que se produjo el cambio de legislatura.

Imprimir article
Comenta aquesta notícia