Durante esta etapa de confinamiento a causa del Estado de Alerta por el Covid-19, son muchos colectivos y sectores profesionales los que están trabajando para toda la ciudadanía: sanitarios, personal de limpieza, personal de tiendas de alimentación, Protección Civil, UME, Policía Local, Policía Nacional… Como agradecimiento a su trabajo, los ciudadanos confinados están saliendo a sus balcones y aplaudiéndoles por su trabajo, a lo largo de estas semanas.

En este sentido, hay que mencionar también a los trabajadores de Garbialdi, empresa encargada de la limpieza de Bétera. Los operarios de esta entidad han estado limpiando y desinfectando todas las vías públicas, plazas, contenedores y papeleras de la localidad, incluidas las 24 urbanizaciones consolidadas y los distintos grupos poblacionales diseminados en el término.

Algunos de sus trabajos se están centrando en la limpieza con agua a presión y la desinfección con mochilas pulverizadoras, realizando así trabajos de desinfección y limpieza viaria en espacios urbanos.

Además de estos trabajos, se encuentra la colaboración ciudadana. Pues, la semana pasada, el área municipal de Medio Ambiente de Bétera recomendaba a las vecinas y vecinos del municipio no cerrar las tapas de los contenedores, con el fin de que los ciudadanos puedan depositar sus bolsas de basura dentro de los depósitos de estos contenedores, sin la necesidad de tocarlos. Y es que se había detectado que, en aquellas zonas donde la apertura del contenedor es manual estaban las bolsas de basura en el entorno de estos.

¿Por qué Consorcio Valencia Interior no da la talla?

Por otro lado, algunos vecinos también denunciaban la aglomeración de bolsas y residuos de los contenedores de recogida selectiva de cartón y plástico. Pues, según los denunciantes, pasaron varios días sin que la empresa encargada (Consorcio Valencia Interior) se acercara a recoger. Cabe mencionar, que el municipio abona a esta empresa anualmente más de un millón y medio, segundos se recoge en el último recibo enviado del Consorcio.

En este sentido, desde el Consorcio se alega que, a pesar de que ellos en su día asumieron recoger igualmente, la tasa monetaria que le paga el vecino de Bétera cada año al Consorcio Valencia Exterior, a través de Diputación de Valencia, es por la planta de reciclaje no por la recogida propiamente dicha del plástico y el cartón. A esta respuesta muchos ciudadanos se preguntan aquello de por qué tendrían que pagar por una recogida que prácticamente no se hace y la tiene que asumir el Ayuntamiento, es decir, todos los vecinos y vecinas de la población. El consorcio firmó un convenio con el ayuntamiento y no lo cumple.

Imprimir article
Comenta aquesta notícia