El Pleno del Consell de este viernes ha aprobado varias medidas para hacer frente al Covid-19. Así, ha ratificado una resolución de la Vicepresidencia y Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas por la que se garantiza la coordinación de los servicios sociales de atención primaria durante la emergencia sanitaria decretada por la pandemia, asegurando su funcionamiento, en especial en aquellas situaciones de mayor vulnerabilidad.

La resolución acuerda, dado el carácter de servicio público esencial, que estos servicios no puedan cerrar ni suspender las funciones, excepto en los casos que haya sido decretado su cierre, o que lo sea en el futuro, por los órganos competentes en materia sanitaria o de servicios sociales de la Generalitat o del Gobierno de España.

Se ha establecido que el equipo de profesionales de los servicios sociales de atención primaria serán los encargados de detectar, diagnosticar y atender a las personas que sufran desprotección social provocada por la pandemia COVID-19.

En todos los equipos de atención primaria habrá un coordinador o coordinadora que estará en constante comunicación con la Dirección General de Atención Primaria y Autonomía Personal de la Vicepresidencia y Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas.

Asimismo, la resolución de la conselleria establece también que las funciones de atención o tramitación de expedientes, que no requieran presencialidad en el centro de trabajo habitual o en el domicilio de las personas beneficiarias o usuarias, se realizarán desde el domicilio del profesional o la profesional, siempre que sea posible.

Los equipos de atención primaria de servicios sociales encargados de tramitar las solicitudes de dependencia comunicarán a la conselleria aquellos casos que, por su especial vulnerabilidad, tienen que priorizarse sin necesidad de remitir la documentación necesaria, que será enviada con posterioridad y una vez finalizado el estado de alarma provocado por la pandemia de COVID-19.

Asimismo, y respecto a la Renta Valenciana de Inclusión, también se priorizarán aquellos casos que el equipo considere, principalmente por la especial vulnerabilidad a raíz de la pandemia de la persona solicitante y su núcleo familiar.

También se ha establecido la necesidad de reforzar el servicio de atención a domicilio y la atención a barrios inclusivos, reorganizando la plantilla o incrementando el equipo de profesionales que los forman.

Respecto a los servicios de atención específica, los equipos de intervención con infancia y adolescencia reforzarán el seguimiento, orientación y atención a los niños, niñas y adolescentes y sus familias acogedoras extensas, a través de la atención telemática o telefónica, siempre que no requieran una atención presencial a causa de la gravedad de la situación.

Del mismo modo, se establecerá una atención telemática o telefónica en los niños, niñas y adolescentes que, desde los equipos de atención primaria, se consideren de mayor vulnerabilidad o por tener declarada la situación de riesgo.

El personal asignado a las Unidades de Igualdad de la Red Valenciana de Igualdad llevará a cabo un seguimiento, preferentemente telefónico o telemático. No obstante, en el caso de que se detecten situaciones de violencia de género o machista, se actuará siguiendo el protocolo habitual y se trasladará el caso a la red de atención a víctimas de violencia de género.

Por su parte, el personal asignado a la Xarxa Jove llevará a cabo un seguimiento de las personas usuarias más vulnerables de su sector y colaborará con el Institut Valencià de la Joventut (IVAJ) en la implementación y difusión de contenidos en línea dirigidos a adolescentes y jóvenes durante el confinamiento domiciliario.

Respecto al servicio de las oficinas PANGEA y del Programa de igualdad e inclusión del pueblo gitano, el personal encargado llevará a cabo un seguimiento, preferentemente telefónico o telemático, de las personas usuarias más vulnerables de su sector.

11’5 millones de euros a los servicios sociales de atención primaria para hacer frente al impacto social del COVID-19

Asimismo, se ha aprobado un decreto por el cual se regula la concesión directa de subvenciones a las entidades locales de la Comunitat Valenciana titulares de los Servicios Sociales de Atención Primaria, en el marco de las medidas extraordinarias para hacer frente al impacto económico y social de la COVID-19.

Mediante este decreto, la Vicepresidencia y Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas destina 11’5 millones de euros en concesiones directas, de carácter excepcional y singularizado, a 231 municipios de la Comunitat Valenciana, teniendo como finalidad la protección de todas aquellas personas afectadas directa o indirectamente por la COVID-19.

Se subvencionan, por un lado, créditos destinados a garantizar prestaciones básicas de servicios sociales, como los servicios de proximidad de carácter domiciliario, los dispositivos de atención a personas sin hogar, adquirir medios de prevención o las prestaciones económicas individualizadas.

Por otro lado, se subvencionan los créditos destinados a garantizar el derecho básico de alimentación de niños y niñas en situación de vulnerabilidad, es decir, las prestaciones económicas individualizadas de infancia.

Por conceptos la distribución de los créditos ha sido de 7 millones de euros para PEI’s; 1.500.000 euros para el Servicio de Ayuda a Domicilio (SAD), 741.520 euros para barrios inclusivos, y 2.312.250 euros para PEI’s de infancia.

La dotación global de estas subvenciones asciende a la cantidad de 11.553.770 euros, procedentes de sendos acuerdos del Consejo de Ministros de fecha 24 de marzo de 2020.

Ampliación del servicio del teléfono de Emergencias 112

El Pleno del Consell también ha autorizado la contratación, por el procedimiento de urgencia, de ampliación del servicio del teléfono de Emergencias “112 Comunitat Valenciana” para garantizar la continuidad de la prestación del servicio y preservar la salud del personal del Centro de Emergencias para asegurar el desempeño de su actividad como servicio esencial durante la pandemia por el coronavirus COVID-19 en la Comunitat Valenciana.

Igualdad dispondrá dos millones de euros para contratar material de contención de la COVID-19 para centros y colectivos vulnerables

El Pleno del Consell ha autorizado la resolución de la Vicepresidencia y Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas por la que se declara de emergencia la contratación de las actuaciones necesarias para la atención y contención del virus COVID-19 en personas, residencias y centros, competencia de este departamento.

La resolución contempla un gasto de dos millones de euros que se destinará a la compra de material de protección individual de personas, tales como mascarillas y/o materiales necesarios para su confección y su propia fabricación de desinfectantes, como hidrogeles o similares, guantes, gafas y otras barreras de protección.

Asimismo, se incluye la compra de mobiliario para centros y todo aquel equipamiento que resulte imprescindible para atender a la población afectada y que pudiera tener relación con la necesaria puesta en marcha de aquellos inmuebles que se requieran para atender a la población afectada.

La emergencia también es de aplicación en la contratación de los trabajos de difusión de las actuaciones que la conselleria está realizando para que sean conocidas por la población, colectivos vulnerables que han de ser objeto de especial protección, y que sepan qué han de hacer ante la pandemia.

Estas acciones, que son en coordinación con la Conselleria de Sanidad Universal, que es la encargada de realizar las compras del material de protección, también tienen entre sus objetivos la atención a mujeres posibles víctimas de violencia, cuya integridad pudiera resultar menoscabada debido al obligatorio confinamiento impuesto por la declaración del estado de alarma ante la consecuente posibilidad de convivir con sus maltratadores.

Ayudas urgentes a personas trabajadoras autonómas afectadas por la situación de crisis por el COVID-19

El Pleno del Consell también ha aprobado el decreto por el que se establecen las bases reguladoras para la concesión directa de ayudas urgentes a personas trabajadoras en régimen de autonómos que desarrollen su actividad en la Comunitat Valenciana y se han visto afectadas por la situación de crisis sanitaria ocasionada por la COVID-19

El impacto que está teniendo esta situación de excepcionalidad obliga a que las administraciones públicas, en el ámbito de sus competencias, adopten con la máxima celeridad aquellas medidas tendentes a paliar los efectos que está sufriendo nuestra sociedad.

La rápida parálisis de la actividad que está afectando a amplios sectores de nuestra economía hace necesaria la adopción de medidas que atenúen los efectos de la brusca disminución de ingresos de aquellos sujetos económicos más vulnerables.

Uno de los colectivos que más puede sufrir esta crisis y que constituyen la mayor parte del tejido empresarial valenciano, son los trabajadores y trabajadoras autónomas que se han visto obligadas a suspender su actividad.

De esta manera, la Conselleria de Economia Sostenible, Sectores Productivos, Comercio y Trabajo, a través de este decreto, ofrecerá subvenciones directas a las personas trabajadoras en régimen de autónomo que desarrollen su actividad profesional en la Comunitat Valenciana en alguno de los sectores afectados por la situación de crisis sanitaria ocasionada por la COVID-19.

Las ayudas serán tramitadas por Labora Servicio Valenciano de Empleo y Formación y ascenderán a 1.500 euros en el caso de negocios que hayan tenido que cerrar y de 750 euros para los que no habiendo sido obligados a cerrar, hayan sufrido disminución ingresos en las condiciones que establece el Real Decreto.

El plazo para la presentación de solicitudes se iniciará a las 9.00 horas del día 8 de abril de 2020 y finalizará a las 9.00 horas del día 4 de mayo de 2020. La solicitud se presentará de forma telemática a través de la página de Labora .

Para la tramitación se deberá disponer de firma electrónica avanzada con un certificado admitido por la sede electrónica de la Generalitat (https:// sede.gva.es).

De no disponer de firma electrónica avanzada, deberá acudirse a la representación a través de persona que si disponga de ella, acreditando la representación

En total, la Conselleria de Economía Sostenible, a través de Labora prevé destinar 57,5 millones de euros a estas subvenciones con las que se busca atenuar los efectos de la brusca disminución de ingresos en los sectores económicos más vulnerables.

El Consejo aprueba un decreto ley con medidas urgentes en los ámbitos educativo, cultural y deportivo

El Pleno del Consejo ha aprobado un decreto ley de medidas urgentes en los ámbitos de la educación, la cultura y el deporte para paliar los efectos de la emergencia sanitaria provocada por la COVID-19 en estas áreas.

A las medidas ya llevadas a cabo en materia educativa, este decreto ley establece la adaptación de los mecanismos necesarios para la preparación y la puesta en marcha del próximo curso escolar, así como aspectos relacionados con la continuidad de servicios educativos afectados por la suspensión de clases presenciales este curso.

En el ámbito de la cultura y el deporte, las determinaciones de contención adoptadas y la cancelación de acontecimientos culturales y deportivos, ha tenido repercusiones negativas. Por eso, y además de poner en marcha medidas que favorecen la reprogramación y la reactivación de actividades y de acontecimientos culturales y deportivos, en las cuales ya se trabaja, resulta necesario adoptar medidas de flexibilización en los procedimientos de ejecución y justificación de las actividades subvencionadas.

En cuanto a la admisión de alumnado para el curso 2020-2021, el decreto ley incorpora las disposiciones normativas necesarias para adaptar el proceso de admisión a las circunstancias excepcionales y de confinamiento derivadas del estado de alarma; se adapta la participación de los órganos colegiados, y se prorrogan por el próximo curso las áreas de influencia vigentes en el actual curso a efectos de escolarización.

El procedimiento de admisión en las etapas de Educación Infantil, Primaria, ESO, Bachillerato y FP para el próximo curso 2020-2021 se tramitará de manera electrónica, para evitar así trámites presenciales. La Consellería, para garantizar la asistencia y el acceso de todas las familias, habilitará puntos de atención al usuario para las personas que no disponen de medios electrónicos.

Así mismo se establece la prórroga de un año en la implantación del Programa de educación plurilingüe e intercultural (PEPLI) en ESO, Bachillerato, FP y Formación de Personas Adultas, en cuenta de llevarse a cabo el curso 2020-2021 tal como prevé la Ley 4/2018, de 21 de febrero, de la Generalitat.

Por lo tanto, todos los centros educativos de Secundaria, Bachillerato, FP y FPA del sistema educativo valenciano, durante el próximo curso 2020-2021, mantendrán los mismos programas lingüísticos que han aplicado este curso.

Esta prórroga se adopta porque las medidas de contención vigentes para hacer frente a la COVID-19, imposibilitan la elaboración, modificación y aprobación de los proyectos lingüísticos de centro (PLC) antes del proceso de admisión. Se considera fundamental garantizar la participación de los miembros de cada consejo escolar de centro en condiciones presenciales para realizar las votaciones del PLC por mayoría de 2/3 y esta condición en estos momentos es inviable.

Esta circunstancia, así como las tareas extraordinarias asumidas por los equipos directivos y por el conjunto de la comunidad educativa, derivadas del cambio temporal al modelo de formación a distancia, hacen aconsejable la prórroga de los proyectos lingüísticos de centro (PLC) vigentes y la modificación del calendario de aplicación de la ley mencionada.

Por otro lado, y para asegurar el fomento de la escolarización en el primer ciclo de Educación Infantil, el decreto ley prevé una ayuda extraordinaria destinada tanto a las escoletes 0-3 privadas, como las escoletes municipales por la misma cantidad que reciben con el Bono Infantil.

Otro aspecto relevante de la nueva norma es que, a pesar de la suspensión temporal de la actividad académica presencial, el alumnado beneficiario de la ayuda de transporte escolar individual reciba su importe íntegro. La Conselleria abonará a las familias todas las ayudas individualizadas de transporte escolar concedidas para el curso 2019-2020 para el alumnado que no puede ser incluido en ninguno de las rutas de transporte colectivo autorizadas y que se encuentre escolarizado en Educación Infantil de segundo ciclo (3 a 5 años), Primaria o ESO y Educación Especial, en centros públicos dependientes de la Generalitat.

Esta medida se adopta porque se entiende justificado por los beneficiarios el cumplimiento de la finalidad para las cuales se concede la ayuda, aunque los días de no asistencia a clase, durante el periodo de suspensión de la actividad educativa presencial consecuencia de la emergencia sanitaria, suponen más del 20% del total de días del curso escolar.

Finalmente, y para garantizar al inicio del curso 2020-2021 en los centros educativos concertados, se mantiene para el próximo ejercicio, en forma de ayuda extraordinaria directa, la dotación de recursos destinados a la inclusión educativa y en la lucha contra el abandono escolar del Programa de actuación para la mejora (PALMO) que han recibido en el curso actual.

Igualmente, una segunda ayuda extraordinaria directa permitirá consolidar de cara en el próximo curso la dotación y los lugares docentes otorgados a la enseñanza concertada en la convocatoria del PALMO para este curso. En total esta doble línea de ayudas del PALMO suma una inversión de 15,48 millones de euros.

Imprimir article
Comenta aquesta notícia