(EFE) Agentes de la Policía Nacional han detenido en Valencia y Alicante a tres jóvenes que simulaban ser repartidores de comida para entregar cocaína y marihuana a domicilio. Para ello, portaban maletas idénticas a las utilizadas por las empresas de reparto en las que escondían los estupefacientes que distribuían a sus clientes.

Según ha informado la Policía Nacional en un comunicado, en Valencia, agentes de patrulla observaron a un joven que circulaba en una bicicleta de una empresa de reparto de comida y que, al verles, mostró una “actitud esquiva y de cierto nerviosismo”, lo que despertó sus sospechas y le dieron el alto.

Los policías hallaron en la supuesta bolsa de reparto de comida diversos paquetes envueltos en papel de aluminio que “desprendían un fuerte olor a marihuana”, y llevaba entre sus pertenencias 575 euros y una balanza de precisión.

En el caso de Alicante, los arrestados, identificados por los agentes encargados de hacer cumplir las medidas decretadas en el estado de alarma, llevaban una “suma inusual de dinero, en comparación a lo que suelen llevar otros trabajadores de la misma actividad”.

Ello hizo sospechar a los policías que podrían estar aprovechando el sistema de envío a domicilio para distribuir sustancias estupefacientes.

En una segunda identificación, se les interceptó cuando se dirigían a una peluquería, que permanecía abierta a pesar de las restricciones, donde se disponían a manipular la cocaína que escondían en uno de los bolsillos interiores de la maleta de reparto que utilizaban en su desplazamiento.

La sustancia intervenida, dispuesta “en roca”, iba a ser adulterada con fármacos para su posterior distribución en dosis.

En el interior de la peluquería los policías hallaron diferentes útiles para pesar, mezclar, adulterar y envolver las dosis de cocaína, así como pequeñas cantidades de marihuana igualmente dispuestas para la venta. Además de 57 gramos cocaína, se les incautó 620 euros en billetes de diverso valor.

Los detenidos han sido acusados de un delito de tráfico de drogas, en una actuación que se enmarca en el dispositivo establecido para garantizar el cumplimiento de las medidas de distanciamiento social y para prevenir la delincuencia durante el período del estado de alarma

Datos actualizados sobre el oronavirus

La consellera de Sanidad Universal y Salud Pública, Ana Barceló, ha informado este domingo que se han dado un total de 812 altas (117 desde la actualización de este sábado): 73 en la provincia de Castellón, 259 en la de Alicante y 480 en la provincia de Valencia.

Además, se han detectado 283 nuevos casos positivos, que elevan a 7.184 el total de casos positivos, de los cuales 1.901 se encuentran ingresados en el hospital y 381 de ellos en la UCI.

De los 283 nuevos casos positivos, 65 se encuentran en la provincia de Castellón, 68 en la provincia de Alicante y 146 en la de Valencia. Además, hay 4 casos que no se han asignado todavía.

Por provincias, el número total de casos positivos es de 852 en la provincia de Castellón (244 hospitalizados, 44 de ellos en la UCI), 2.627 en la provincia de Alicante (640 hospitalizados y 140 de ellos en la UCI), y 3.701 en la provincia de Valencia (1.017 hospitalizados y 197 de ellos en la UCI). El número de profesionales de la Sanidad que han dado positivo en total es de 1.179 (156 en la provincia de Castellón, 510 en la de Alicante y 513 en la provincia de Valencia).

Hasta la actualidad se han producido un total de 613 fallecimientos en la Comunitat Valenciana: 64 en la provincia de Castellón, 263 en la Alicante y 286 en la de Valencia. Las pruebas que han dado un resultado negativo hasta el momento son 20.846.

Por otra parte, la infraestructura de los tres hospitales de campaña que está construyendo la Generalitat estará lista los días 8 en el caso de Castellón, el 9 en Valencia y el 10 en Alicante, y a partir de entonces se podrá comenzar con el equipamiento clínico que permitirá su posterior puesta en funcionamiento.

Imprimir article
Comenta aquesta notícia