Una vecina de Bétera ha querido comunicarnos la siguiente inquietud, ya que ella está embarazada de 40 semanas.

Según hemos podido contrastar, a través de un protocolo de actuación y comunicación transmitido por la Conselleria de Sanidad a los distintos departamentos de salud de la Comunitat Valenciana por la crisis del coronavirus, se prohíbe el acompañamiento a la embarazada en la sala de dilatación y también en el parto. En este sentido, la instrucción general indica que sólo pueden estar acompañados los menores y las personas dependientes. No obstante, a nivel general, las embarazadas sí podrán recibir visitas, ya con el bebé, durante la estancia en planta, pero solo de una única persona que deberá ser la misma todo el tiempo, por lo que no se pueden alternar diferentes familiares.

La finalidad principal de esta actuación es evitar una situación de riesgo de contagio para la madre, para el recién nacido, para la pareja o para el propio personal que desarrolla su labor asistencial. Durante el periodo de dilatación, la mujer embarazada podrá tener un dispositivo para comunicarse con el portavoz familiar, y si hubiera personal asistencial disponible, podría realizar una videoconferencia con el mismo, también durante el parto. Tras nacer el bebé, se enviarán imágenes a ese portavoz.

Tras este protocolo, la Asociación de Matronas de la Comunidad Valenciana ha denunciado esta situación y a través de sus Redes Sociales están informando de todo los procedimientos que están llevando a cabo. Así, han remitido una queja a todos los departamentos de Salud de la Generalitat Valenciana en el que expresan su disconformidad.

En su Facebook han adjuntado el documento presentado, el cual adjuntamos a continuación, firmado por Residentes de matrona de la CV. Promociones XXI y XXII:

“Posicionamiento de las Matronas en Formación de la Comunidad Valenciana ante el protocolo de comunicación de mujeres gestantes en el momento del parto.

Como bien se expone en el Protocolo de comunicación de mujeres gestantes en el momento del parto, la situación de estado de alarma por la pandemia por COVID-19, está llevando a las instituciones sanitarias a realizar medidas excepcionales.
Las decisiones para la protección de los usuarios del sistema de salud y los profesionales, tomadas por las Gerencias de los Hospitales y la Coordinación de los Servicios de Obstetricia, deben estar basadas en la evidencia científica y en las medidas recogidas en el Documento Técnico: Manejo de la mujer embarazada y el recién nacido con COVID-19 (Versión de 17 de marzo de 2020.), realizado por el Ministerio de Sanidad con el aval de todas las sociedades científicas implicadas y las recomendaciones de la OMS.
Sin embargo, el día 4 de abril fue remitido a las diferentes Gerencias de los Hospitales de la Comunidad Valenciana, un Protocolo de comunicación de mujeres gestantes en el momento del parto realizado por la Conselleria de Sanidad Universal y Salud Pública, que obliga al personal a impedir el acompañamiento de las mujeres en su proceso de parto, vulnerando no sólo los derechos de la mujer, sino también obviando toda evidencia científica al respecto.
Entendemos que, desde el desconocimiento de la organización y el funcionamiento de los Servicios de Obstetricia, se dicten desde Conselleria algunas directrices que no son convenientes, pues dejar sola a una mujer en el proceso de dar a luz, en un contexto en el no se puede asegurar el acompañamiento ininterrumpido por el personal sanitario, no sólo no genera ninguna protección extra para la mujer y el recién nacido, sino que crea des-protección y vulnerabilidad. Por otro lado, esta medida no es adecuada para aumentar la protección del personal de la salud ni produce un aumento de la protección de las sucesivas usuarias de las dilataciones o paritorios.
Por ello en este comunicado solicitamos a D. Ana Barceló Chico como Consellera de Sanidad Universal y Salud Pública que rectifique este protocolo y revoque la orden emitida el pasado día 4 de abril en la que se prohíbe el acompañamiento de la mujer en el parto.
Del mismo modo, queremos comunicarles a todas las gestantes de esta comunidad nuestro más sincero apoyo. Las matronas en formación de la Comunidad Valenciana, así como todas las asociaciones de matronas que ya se han pronunciado, seremos su voz en estos momentos de crisis en los que sin ninguna razón de peso e ignorando toda evidencia científica, se están eliminando los derechos que tanto costó conseguir en las maternidades españolas”.

Residentes de matrona de la CV. Promociones XXI y XXII

.

Imprimir article
Comenta aquesta notícia