La Vicepresidencia y Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas ha decidido ampliar a los fines de semana y festivos el servicio de ‘Menjar a Casa‘. Actualmente, este servicio, atiende a 3.125 personas mayores y que en esta situación de emergencia sanitaria por COVID-19 “se encuentran en una situación de mayor vulnerabilidad”, ha anunciado la vicepresidenta y consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas, Mónica Oltra.

De esta manera, el servicio que, hasta el momento, cubría las comidas de lunes a viernes, “se ofrecerá los siete días de la semana de forma ininterrumpida”, con el objetivo de que las personas mayores que no pueden salir a la calle debido a las medidas de confinamiento decretadas por el coronavirus y que no cuentan con medios de apoyo, “puedan cubrir sus necesidades alimentarias de forma nutritiva y saludable”, ha indicado Oltra.

Tal y como ha señalado la vicepresidenta, esta ampliación del servicio no supondrá coste alguno para los usuarios y usuarias, puesto que será la Conselleria de Igualdad “quien se haga cargo del 100 % de los menús del fin de semana”, con una partida destinada para ello de 160.572 euros. Además, y como medida de mejora nutricional, se han aumentado en los menús las raciones de fruta y de lácteos.

La vicepresidenta ha destacado “el compromiso de su departamento con las personas más vulnerables y que más están sufriendo esta situación de emergencia sanitaria, con una ampliación de los servicios que prestamos para evitar que el cierre de los centros pueda suponer una merma en su salud”.

Por provincias, 2.006 personas beneficiarias de ‘Menjar a Casa’ residen en la de València; 781 en la de Alicante y 338 en la provincia de Castellón.

El programa ‘Menjar a Casa‘ está dirigido a mejorar la nutrición de las personas mayores, por entender que una alimentación adecuada contribuye de forma decisiva a la salud, bienestar y calidad de vida de todas las personas y, en especial, de las mayores.

Los requisitos para solicitar el servicio son:

– Tener 65 años o más

– Tener autonomía para la preparación o ingesta de los alimentos servidos, o bien aportar el compromiso de familiares o de la entidad local que se responsabilicen de dicha tarea.

– Estar empadronado en alguno de los ayuntamientos que participan en el programa

– Precisar el servicio, acreditado mediante informe médico

Imprimir article
Comenta aquesta notícia