El Ministerio de Sanidad ha destinado 86.400 maceta rápidos en la Comunidad Valenciana del millón que entre el domingo y ayer lunes, empezó a repartir entre las comunidades autónomas para la detección de COVID-19.

Sanidad distribuirá un total de 1.029.600 pruebas de diagnóstico rápido entre todas las comunidades, de las cuales 86.400 corresponden a la Comunidad.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, va avanzado ayer a la mañana, durante la videoconferencia que ha mantenido con los presidentes autonómicos, que se iba a producir el reparto de estos maceta rápidos con el objetivo de contener la propagación del coronavirus.

Este tipo de pruebas tiene una sensibilidad del 64% en pacientes que acaban de iniciar los síntomas de la *COVID-19 y de más de el 80% en las infectadas durante siete o más.

En un comunicado, el Ministerio de Sanidad ha apuntado que esa es la fiabilidad de las pruebas comprobada por el Instituto de Salud Carlos III. Aquellos pacientes que dan positivo en una de estas pruebas serán casos confirmados, y si dan negativo tendrán que realizar una PCR.

Los maceta rápida son pruebas complementarias a las pruebas PCR -siglas de Proteína C Reactiva- y se dirigirán a hospitales y colectivos vulnerables como las residencias de mayores, según indica el ministerio dirigido por Salvador Isla.

 

Imprimir article
Comenta aquesta notícia