El conseller de Educación, Cultura y Deporte, Vicent Marzà, y el secretario autonómico de Educación y FP, Miguel Soler, han participado este miércoles en la Conferencia Sectorial de Educación de manera telemática. Esta reunión ha contado con la ministra de Educación y FP, Isabel Celaá y los responsables autonómicos de educación para abordar el desarrollo y la evaluación del curso.

Según el consejero, “hemos llegado a unos acuerdos en que vemos reflejadas las propuestas que nosotros ya hemos sido llevando a cabo en nuestro territorio y que hemos sido trabajando con nuestra comunidad educativa”.

En la Conferencia Sectorial de Educación se ha acordado que se hará una evaluación global que no perjudico el alumnado. En este sentido, la Conselleria desplegará instrucciones a partir de una normativa estatal específica que elaborará el Ministerio para la evaluación final del actual curso escolar.

Así mismo, se ha corroborado que el actual curso escolar finalizará segundos está establecido en el calendario para cada etapa educativa, sea con formación a distancia, sea con clases presenciales, segundos determinan las autoridades sanitarias en cada momento.

Marzà ha explicado que “fruto de esta reunión hemos constatado que hemos adaptado la actividad lectiva a las circunstancias de formación a distancia con el plano ‘Mulan’, que el curso tiene que continuar reforzando sobre todo los contenidos ya aprendidos y que se hará una evaluación final adaptada completamente a las circunstancias”, y hay añadido: “Hace falta que cuidamos al máximo nuestro alumnado y nuestro profesorado, que nadie se quede atrás, y apoyar a las familias valencianas”.

A la reunión se ha consensuado que el objetivo prioritario es que el alumnado no pierda el curso, por eso “la evaluación de los aprendizajes desarrollados a partir de la suspensión de las clases presenciales será continuada. Con esto valoraremos los avances realizados y los retrasos que se hayan podido producir para planificar y programar medidas de refuerzo para el próximo curso”, ha añadido el secretario autonómico, Miguel Soler.

En esta línea, la evaluación final considerará en conjunto las evaluaciones de todo el curso escolar, y se fijará especialmente en el grado de desarrollo de los aprendizajes y de las competencias imprescindibles adquiridas durante todos los meses escolares.

Es por eso que la promoción de curso por parte del alumnado será la norma general en todas las etapas educativas y la repetición será una medida excepcional que tendrá que estar argumentada y acompañada de un plan preciso de recuperación.

Los responsables de Educación de la Generalitat transmitirán a los diferentes agentes de la comunidad educativa valenciana todos los acuerdos y las concreciones tomados respecto a la adaptación curricular de contenidos hasta finalizar el curso, la evaluación continuada global, la promoción de curso del alumnado y la normativa que se desplegará al respeto.

Así mismo, Vicent Marzà y Miguel Soler han querido agradecer “la excepcional tarea que está realizando el profesorado valenciano y su capacidad para adaptarse a estas circunstancias, donde por encima de todo está el hecho de acompañar todo el alumnado valenciano por igual en su proceso de aprendizaje”.

Cultura destina borde un millón de euros a la compra de libros y de obras de arte

Por otro lado, dentro del paquete de medidas específicas ‘reactivamos’, para hacer frente a los efectos económicos generados por la COVID-19 en el sector cultural, Cultura ha configurado dos acciones de adquisiciones para ayudar el sector del libro y las galerías valencianas por valor de un millón de euros, mediante la Dirección General de Cultura y Patrimonio.

Según la secretaria autonómica de Cultura, Raquel Tamarit, “las dos acciones suman 972.000 euros y queremos reafirmar nuestro compromiso de reactivar los sectores culturales valencianos, en este caso el sector del libro y el impulso de las galerías de obras de arte valencianas, porque es fundamental situar la cultura en el foco de acciones concretas para remontar las industrias culturales y creativas valencianas”.

En cuanto al sector del libro, desde la Dirección General de Cultura y Patrimonio se llevará a cabo la adquisición de ejemplares por valor de 472.000 euros, que tiene como objetivo tener una repercusión directa en las librerías de proximidad, los distribuidores y las editoriales valencianas.

Se adquirirán 278 lotes de libros de todas las librerías del territorio valenciano y se distribuirán de la siguiente manera: 213 en las bibliotecas municipales que forman parte de la Red de Lectura Pública Valenciana; 56 para los centros del Instituto Cervantes en todo el mundo, que disponen de departamento de biblioteca, y 6 para las universidades donde haya estudios de nuestra lengua en los cuales participa el Instituto Ramon Llull.

Para salir adelante esta medida, se ha establecido una coordinación con el Gremio de *Llibrers de València y la Asociación de Editores del País Valenciano, que transmitirán las instrucciones y la logística de esta operación de compra por parte de Cultura de la Generalitat. La medida no solo repercute en las librerías y editoriales vinculadas a las dos asociaciones, sino en todo el tejido industrial del libro del territorio valenciano.

Según la directora general de Cultura y Patrimonio, Carmen Amoraga, “hay que emprender una medida de estas características por parte de la Generalitat que tenga también una repercusión directa en la ciudadanía, por el hecho que aumentamos los fondos de las bibliotecas públicas valencianas”.

Amoraga ha añadido que “desde la Dirección General de Cultura y Patrimonio tratamos de paliar los efectos que la emergencia sanitaria tendrá en la cultura desde el punto de vista económico y, en el sector del libro, la situación es especialmente preocupante, puesto que la mayoría de librerías y editoriales son microempresas que ya tenían serias dificultades a causa de la globalización y digitalización de los mercados”.

Así mismo, se ha consignado un presupuesto de 500.000 euros para llevar a cabo el Plano incentivo del patrimonio artístico valenciano, consistente en la adquisición, a galerías de arte valencianas, de obras de creadores y creadoras nacidos o residentes en la Comunidad Valenciana.

En este sentido, Carmen Amoraga ha destacado que “con el aumento presupuestario del Plan de adquisiciones de obras de arte para el ejercicio de este año aseguramos que se benefician tanto galeristas como artistas, pero también la misma ciudadanía valenciana, por el hecho que dispondremos de un mayor fondo artístico que formará parte del pueblo valenciano”.

Para la adquisición de obras de arte se tendrá la colaboración de la Asociación de Galerías de Arte Contemporáneo de la Comunidad Valenciana, que aglutina las principales galerías de València, Castelló y Alicante. La compra de las obras de arte se articula a través del Consorcio de Museos, para que las obras seleccionadas pasan a formar parte de la Colección de Arte Contemporáneo de la Generalitat puesta en marcha hace tres años.

El enlace del video se puede consultar aquí.

Imprimir article
Comenta aquesta notícia