La Conselleria de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica ha decidido levantar parcialmente la prohibición de las cremas agrícolas a partir del próximo 21 de abril, a través de la Dirección General de Prevención de Incendios.

Las sucesivas prórrogas del estado de alarma hacen necesario limitar la prohibición ante el riesgo fitosanitario que implica no eliminar los restos agrícolas.

La agricultura es una actividad esencial para asegurar el abastecimiento alimentario de la población y la gestión de los restos agrícolas es una de las necesarias tareas asociadas para su correcto desarrollo.

El director general de Prevención de Incendios, Diego Marín, ha explicado que las condiciones establecidas tienen como objetivo permitir el mantenimiento de las tareas de gestión agrícola con todas las garantías. Ha apelado, así mismo, al cumplimiento estricto de las precauciones y a la gestión responsable de los restos vegetales, optando en la medida de lo posible por alternativas al fuego como el triturado.

La resolución, publicada en el Diari Oficial de la Generalitat Valenciana, mantiene la suspensión en los terrenos de los parques naturales de la Sierra de Irta, Desert de les Palmes, Serra de Espadà, Serra Calderona, Carrascar de la Font Roja y Serra Mariola, así como en los terrenos forestales, en los colindantes o que se encuentran a menos de 500 metros, hasta el próximo 16 de octubre.

Las condiciones para las cremas, que alcanzan el periodo comprendido entre el 21 de abril y el 31 de mayo, incluyen especificaciones relativas en el día, la hora, al nivel de emergencia o al pronóstico meteorológico.

En este sentido solo podrán autorizarse la crema de restos vegetales de lunes a viernes, y siempre que el nivel de preemergencia por riesgo de incendios sea lo más bajo de la escala. Las condiciones recogidas en la resolución son de obligado cumplimiento y prevalecen sobre lo establecido en los planes locales de cremas o en las autorizaciones nominativas.

Agricultura destina 6,4 millones de euros para la comercialización y transformación de la pesca y acuicultura sostenibles

La conselleria de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica ha convocado ayudas por valor de 6,4 millones de euros para fomentar la comercialización y la transformación hacia la pesca y la acuicultura sostenibles.
La convocatoria se ha publicado en el Diari Oficial de la Generalitat Valenciana y se puede consultar en el siguiente enlace:consultar aquí
Esta vía de financiación contempla 400.000 euros en 2020 para favorecer medidas de comercialización de las organizaciones profesionales en el marco de la OCM, administraciones públicas, operadores del sector pesquero que comercializan productos pesqueros y acuícolas y entidades sin ánimo de lucro, representativas del sector extractivo y comercial pesquero y de la acuicultura de ámbito nacional o autonómico.
En el ámbito de transformación de los productos de la pesca y la acuicultura las ayudas, que consiguen los 6 millones de euros para el periodo 2020-2023, se dirigen a pequeñas y medianas empresas del sector. Del total de la cuantía, repartida en 4 anualidades, 1,76 millones de euros corresponden a este año.
La Administración autonómica ha avanzado, además, que la primera remesa de las ayudas pesqueras de 2018, que ascienden además de 250.000 euros, han entrado ya en su última fase de tramitación. Se trata de una inyección económica que se suma a la nueva convocatoria.
Estas ayudas están cofinanciadas al 75% por el Fondo Europeo Marítimo y de Pesca (FEMP), y el restante 25% corresponde a la Consellería, de acuerdo con el Plan financiero de la Comunidad Valenciana en el Programa Operativo del Fondo Europeo Marítimo y de Pesca de España aprobado en 2015.

 

Imprimir article
Comenta aquesta notícia