El president de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, mantuvo este miércoles una reunión por videoconferencia con la directiva de AVE (Asociación Valenciana de Empresarios), donde trasladó aportaciones y su visión sobre la situación económica y posibles acciones a emprender para superar en mejores condiciones la crisis económica y social a causa del virus COVID-19. Ximo Puig realizó un ejercicio de realismo sobre la situación derivada de la pandemia pero emplazó a los empresarios a mirar el futuro, tal como lo están haciendo, con iniciativas y proyectos.

“El pesimismo no crea nada, no ayuda nada. La situación es difícil, lo sabemos, pero no podemos instalarnos en el pesimismo. Tenéis todo mi respaldo en la labor que realizáis y, dentro de mis competencias, vamos a apoyaros en los proyectos en marcha que tenéis para superar esta situación”, indicó el presidente, quien trasladó a la ejecutiva de AVE el carácter estratégico de las grandes empresas y entidades financieras de la Comunitat como tractoras de la actividad económica.

Asimismo, el jefe del Consell señaló la importancia de que en la Comunitat Valenciana, una vez superada la emergencia sanitaria, se suscriban unos acuerdos valencianos en los que, según ha recalcado, “la colaboración público-privada ha de ser una pieza fundamental, con el objetivo de la reconstrucción de la Comunitat Valenciana”.

Al respecto, recordó que antes de la crisis sanitaria el Consell ya se había marcado como objetivo impulsar través de la colaboración público-privada proyectos en materia de infraestructuras, vivienda y desarrollo económico, y ha destacado que ese objetivo ahora se debe redoblar.

En ese contexto, resaltó la posibilidad de que, en el marco de los grandes acuerdos que pudieran rubricarse en la Comunitat, “se realicen las reformas necesarias para superar algunos obstáculos históricos que hemos tenido y desbloquear determinadas trabas burocráticas para agilizar proyectos y relanzar la economía”.

El jefe del Consell subrayó que, frente a los ataques a la política, “la institucionalidad es fundamental para cualquier país con el fin de superar la crisis”. “Hay que mejorar el funcionamiento de la Administración y de la políticas pero unas instituciones fuertes son imprescindibles para afrontar esta situación”, indicó.

“En los temas fundamentales que me ha planteado AVE durante la reunión hay una gran coincidencia: no se puede generar una dialéctica negativa entre actividad económica y seguridad sanitaria; eso es un inmenso error”, señaló el president, para recalcar que “hay que garantizar la situación de los trabajadores, que es lo fundamental, con un actividad económica que se realice con todas las garantías”.

En este sentido, también les recordó que esa fue su posición en la reciente Conferencia de Presidentes Autonómicos, frente a la de otros territorios. “Lo principal -ha enfatizado-, es la seguridad de los trabajadores y ello es compatible con un funcionamiento de la económica garantizando siempre las medidas de protección”.

El president reafirmó “la confianza en los empresarios valencianos como aliados imprescindibles para salir de esta situación”. Para Ximo Puig, hay que “propiciar una recuperación juntos”, y eso incluye a “empresas grandes, medianas y pequeñas, y a autónomos”, si bien ha indicado que las grandes empresas “sirven de tractores de la actividad económica y más en sectores estratégicos”.

Imprimir article
Comenta aquesta notícia