(Efe) El expresidente de la Generalitat Valenciana y senador territorial por la Comunitat Valenciana Alberto Fabra recibió este viernes el alta hospitalaria tras haber pasado 31 días ingresado en el Hospital General de Castelló con coronavirus.

Fabra ingresó el pasado 17 de marzo en el hospital tras presentar síntomas asociados con la enfermedad y dar positivo en COVID-19, donde su estado empeoró y llegó a pasar dos semanas en la Unidad de Cuidados Intensivos, si bien desde el pasado 8 de abril estaba ya en planta.

El expresident, de 56 años y que cumplirá ahora la última etapa de su recuperación en su domicilio, ha reiterado en un comunicado su “infinito agradecimiento” por la “extraordinaria avalancha de muestras de cariño, respeto y buenos deseos” que ha recibido durante todo este tiempo.

“Sin duda, la energía que necesitaba para combatir el virus y vencerlo”, ha señalado el senador, quien ha vuelto a mostrar su “absoluto reconocimiento, admiración y agradecimiento” a los profesionales médicos” de Castellón, “los héroes de esta pandemia”, tras ver en primera persona “cómo se vuelcan en el cuidado de los pacientes, luchando junto a ellos”.

Fabra ha manifestado que han sido “31 días muy largos y muy difíciles”, pero se considera “afortunado por formar parte del grupo de personas que han superado la enfermedad”, y ha lamentado que 20.000 españoles no hayan corrido la misma suerte, por lo que se une “al dolor de todas sus familias y seres queridos”.

El expresident ha explicado que ahora es momento de acabar de recuperarse definitivamente.

Imprimir article
Comenta aquesta notícia