La Conselleria de Educación, Cultura y Deporte ha lanzado una campaña para prevenir el ciberacoso de la población en edad escolar en tiempo de confinamiento. Y es que el tiempo que el alumnado pasa conectado en Internet y en las redes sociales se ha multiplicado con la suspensión de las clases presenciales.

Yo practico #CiberBonTracte‘ aspira a combatir el acoso en Internet mediante el uso de las buenas prácticas. Todo el material de la campaña se puede consultar en el nuevo espacio de inclusión educativa abierto en la página web de la Conselleria (http://www.ceice.gva.es/va/web/inclusioeducativa).

La campaña, la han diseñado los equipos especializados en acoso escolar de las unidades de atención e intervención (UAI) del Plan de prevención de la violencia y promoción de la convivencia en los centros educativos (PREVIO) dependientes de la Dirección General de Inclusión Educativa.

Mediante infografías, la campaña ‘Yo practico #CiberBonTracte‘ recuerda a las familias y al alumnado qué son las recomendaciones para utilizar Internet y las redes sociales de manera segura y adecuada. Así mismo, informa también sobre los cauces de comunicación o denuncia ante posibles casos de ciberacoso, sèxting o ciberacoso pedófilo (‘grooming’), entre otros.

Se recomienda que los y las alumnas utilizan emoticonos positivos y envían mensajes de apoyo y ánimo a las personas que estiman, así como que visitan páginas web o envían enlaces que permiten aprender y compartir cosas nuevas, jugar y disfrutar juntos y juntas. Igualmente, recomienda que piensan en los compañeros y compañeras que pueden sentirse excluidos.

En cuanto a las familias, recomienda la comunicación directa con los hijos e hijas si detectan comportamientos extraños, la supervisión que los contenidos web que visitan los menores son adecuados para sus edades y el control del tiempo de conexión.

La campaña posa al alcance del alumnado todos los cauces de comunicación y denuncia sobre posibles casos de ciberacoso. La primera de estas es el teléfono europeo de atención a la infancia, el 116 111, un número gratuito que funciona ininterrumpidamente las 24 horas del día y tiene como objetivo general centralizar las telefoneadas que denuncian o posan de manifiesto presuntos situaciones de riesgo o desamparo de menores de edad, y que ofrece una respuesta inmediata, reorienta la situación o la deriva a los organismos competentes para la investigación y/o la intervención de esta.

También se facilita el chat de la fundación Ayuda a Niños y Adolescentes en Riesgo (IR), que es gratuito, confidencial y anónimo (https://www.anar.org/chat-anar/). Este chat está operativo de lunes a domingo desde las 10.00 horas de la mañana hasta las 12.00 de la noche.

Por último, si la situación es grave y el alumno cree que es víctima de un delito, puede posarse en contacto con la Policía telefoneando al 091 o por correo electrónico (brigadaescolar@policia.es), así como posándose en contacto con la Policía Local de cada municipio.

Imprimir article
Comenta aquesta notícia