El Programa de Rehabilitación e Inserción en Salud Mental de la Mancomunitat Camp de Turia (PRISMA) se ha adaptado a las nuevas circunstancias derivadas del Estado de Alarma decretado a causa de la crisis sanitaria del COVID-19.

PRISMA, que cuenta con dos centros uno en Bétera y otro en Vilamarxant donde se realizan talleres y actividades rehabilitadoras para personas con problemas de salud mental de la comarca, ha visto interrumpida su actividad habitual por la situación de alarma sanitaria.

Pese a ello, ha continuado ejerciendo su labor adaptándola a las necesidades actuales y empleando las nuevas tecnologías para continuar trabajando. El personal técnico responsable del proyecto realiza un seguimiento diario a través de llamadas telefónicas y videoconferencias, así como un programa de actividades y talleres semanales para que puedan realizar en sus domicilios de forma sencilla y les ayude a sobrellevar la situación de confinamiento.

Durante las pasadas semana, se comenzó a realizar dicho seguimiento por videoconferencia grupal y una vez familiarizados con las nuevas tecnologías y el éxito de realizarlas de este modo, se disponen a conducir talleres grupales por videoconferencia. Hoy mismo ha tenido lugar el taller de yoga.

Se trata de intentar que nadie se sienta solo ni abandonado, aprovechando las oportunidades que nos ofrecen las nuevas tecnologías.

Imprimir article
Comenta aquesta notícia