Hoy, Rafael Bertomeu nos regala un poema divertido para relajar el confinamiento. Y es que, como él mismo dice, “De todos es sabido las conocidas bondades de una copa de vino, sin pasarse, claro”.

NÉCTAR DIVINO

Vengo de nuevo contigo

porque sé que no te irás,

que te quedarás

a escuchar lo que digo.

Siempre me fuiste fiel,

siempre estuviste a mi lado,

a ti  siempre pude contarte

mis penas desconsolado.

Hoy vuelvo a lado,

porque no tengo a quien acudir,

todos me dieron la espalda,

nadie quiso escucharme

cuando más me hacía falta.

Hoy pasaré la noche a tu vera

contándote mis problemas,

sabiendo que tú siempre esperas

a  que me quede dormido.

Mientras hable, escucharás,

mientras copa a copa vaya terminando contigo

tú tendrás la gentileza de no bostezar jamás.

Nunca te quejas, nunca protestas,

nunca me dices que no puedes más.

Por eso te quiero tanto,

Por eso sigues conmigo,

Por eso NÉCTAR DIVINO,

¡Tú eres mi mejor amigo!

Autor: Rafael Bertomeu
Imprimir article
Comenta aquesta notícia